27 de noviembre de 2020
5 de noviembre de 2018

Nuevo mapa global mejorado de la tectónica terrestre

Nuevo mapa global mejorado de la tectónica terrestre
BRITISH ANTARCTIC SURVEY

   MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Datos del satélite GOCE de la ESA han revelado características geológicas clave de la litosfera de la Tierra: la rígida capa exterior que incluye la corteza y el manto superior.

   Publicado esta semana en la revista Scientific Reports, el estudio de la Universidad Kiel de Alemania y el British Antarctic Survey es un paso adelante en la búsqueda de imágenes de la estructura y el entorno de diferentes continentes utilizando datos de gravedad satelital, incluida la Antártida, la pieza menos comprendida de todo el rompecabezas tectónico de placas.

   La gravedad satelital proporciona una nueva herramienta para vincular el continente remoto y cubierto de hielo con el resto de la Tierra. Esto mejora nuestra comprensión de la estructura profunda de la Antártida, que es particularmente importante, ya que las propiedades de su litosfera también pueden influir en las capas de hielo que la recubren.

   GOCE (Gravity field and steady-state Ocean Circulation Explorer)mide las diferencias en los componentes horizontales y verticales del campo de gravedad, conocidos como gradientes. Estos gradientes pueden ser complejos de interpretar, por lo que los autores los combinaron para producir "imágenes de curvatura" más simples que revelan con mayor claridad las características tectónicas de la Tierra a gran escala.

   El autor principal, el profesor Jörg Ebbing de la Universidad de Kiel, dijo: "Nuestras nuevas imágenes de gradiente de gravedad de satélites mejoran nuestro conocimiento de la estructura profunda de la Tierra. Los datos de gravedad de satélites se pueden combinar con datos sismológicos para producir imágenes más consistentes de la corteza y el manto superior en 3-D. Esto es crucial para entender cómo interactúan la tectónica de placas y la dinámica del manto profundo".

   El nuevo estudio presenta una vista de la corteza continental y el manto superior de la Tierra que no se podía alcanzar anteriormente utilizando solo modelos sísmicos globales. Los autores señalaron que, a pesar de sus características sísmicas similares, existen contrastes en las firmas de gravedad de las partes antiguas de la litosfera (conocidas como cratones), que indican diferencias en su estructura y composición profundas. Estas características son importantes. Debido a que forman los núcleos más antiguos de la litosfera, tienen registros clave de la historia temprana de la Tierra.