4 de diciembre de 2020
27 de octubre de 2020

Las playas pueden sobrevivir al nivel del mar con espacio para moverse

Las playas pueden sobrevivir al nivel del mar con espacio para moverse
Playa en Irlanda del Norte - UNIVERSIDAD DE PLYMOUTH

   MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

   Científicos descartan la teoría de que la mitad de las playas del mundo podrían desaparecer a lo largo de este siglo, como afirmó una investigación previa en Nature Climate Change el pasado mes de marzo.

   Ahora académicos del Reino Unido, Francia, Sudáfrica, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos reexaminado los datos y la metodología que sustentaron el estudio original y dicen que están totalmente en desacuerdo con su conclusión.

   Por ello han publicado una refutación al artículo en la misma revista en la que llegan a la conclusión de que con los datos globales y los métodos numéricos disponibles en la actualidad es imposible hacer predicciones tan globales y de amplio alcance.

   Crítico para su desacuerdo con las conclusiones del documento original es el hecho de que dicen que existe la posibilidad de que las playas migren hacia la tierra a medida que aumenta el nivel del mar y se retiran las costas.

   La noción clave detrás de eso es que si las playas tienen espacio para moverse bajo la influencia del aumento del nivel del mar, lo que se conoce como espacio de alojamiento, conservarán su forma general, aunque en una posición más hacia la tierra.

   La nueva investigación dice que es probable que las playas respaldadas por acantilados costeros duros y estructuras de ingeniería, como los malecones, desaparezcan en el futuro debido al aumento del nivel del mar, ya que estas playas no pueden migrar hacia la tierra.

   Primero experimentarán una 'compresión costera' que provocará una disminución en el ancho y eventualmente se sumergirán. Sin embargo, las playas respaldadas por llanuras costeras bajas, lagunas poco profundas, marismas y dunas migrarán hacia la tierra como resultado del aumento del nivel del mar. En estos casos, la línea costera se retirará, pero es probable que las playas permanezcan, aunque un poco elevadas y retiradas hacia tierra, y ciertamente no se 'extinguirán'.

   El nuevo documento dice que actualmente no hay información disponible a nivel mundial sobre la cantidad de playas que entran en cualquiera de las categorías y, como tal, es imposible cuantificar qué proporción de las playas del mundo desaparecerá entre ahora y 2100.

   Andrew Cooper, profesor de estudios costeros en la Universidad del Ulster, en Irlanda del Norte, y autor principal del nuevo artículo, apunta en un comunicado que "se necesitan nuevos métodos para predecir los impactos del aumento del nivel del mar en la costa. Esto requerirá mejores conjuntos de datos de morfología costera y una mejor comprensión de los mecanismos de la respuesta de la costa en entornos dados".

   Recuerda que "a medida que aumenta el nivel del mar, el retroceso de la costa debe ocurrir, y ocurrirá, pero las playas sobrevivirán. La mayor amenaza para la existencia continua de playas son las estructuras de defensa costera que limitan su capacidad para migrar", advierte.

   El coautor, el profesor Gerd Masselink, del Grupo de Investigación de Procesos Costeros de la Universidad de Plymouth, dirigió un estudio a principios de este año que descubrió que la inmersión de la isla no es inevitable a medida que aumenta el nivel del mar.

   Añade que "el nivel del mar está subiendo actualmente y seguirá subiendo a un ritmo cada vez mayor durante muchos años. Esto dará lugar a una mayor erosión de las costas y es fundamental que preveamos la futura pérdida de tierras y la tengamos en cuenta en la gestión y planificación de las costas para evitar que se pongan en peligro más edificios e infraestructuras costeras".

   En el Reino Unido, las Áreas de Gestión del Cambio Costero (CCMA) son cada vez más importantes como herramienta de planificación. "Se trata de zonas que probablemente se verán afectadas por el cambio costero en el futuro y debe evitarse el desarrollo en estas zonas --explica--. Esto permitirá que la costa responda naturalmente al aumento del nivel del mar, evitando la contracción de la costa y la pérdida de playas".

   Las estructuras costeras, como los malecones, impiden que las playas se ajusten naturalmente a la elevación del nivel del mar mediante la migración hacia tierra firme y, en esos entornos, la eliminación de las estructuras (reajuste dirigido) o las soluciones basadas en la naturaleza (alimentación de las playas) pueden ser los únicos métodos para salvaguardar el futuro de esas playas.