23 de enero de 2019
  • Martes, 22 de Enero
  • Lunes, 21 de Enero
  • La anamolía magnética sobre el Atlántico sur se acentúa sin explicación

    La anamolía magnética sobre el Atlántico sur se acentúa sin explicación
    10 de diciembre de 2018 ESA/DTU SPACE

    MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    En el Océano Atlántico entre Sudamérica y África, hay una vasta región del campo magnético de la Tierra que es aproximadamente tres veces más débil que la intensidad de este campo en los polos.

    Se conoce como Anomalía del Atlántico Sur (SAA por sus siglas en inglés), y es el foco del proyecto CoreSat liderado por el profesor Chris Finlay de la Universidad Técnica de Dinamarca (DTU) cerca de Copenhague. Utilizando datos de múltiples satélites, incluidos los tres satélites Swarm de la Agencia Espacial Europea (ESA) lanzados en 2013, este proyecto está tratando de averiguar qué está causando el SAA.

    "Esta es una región donde vemos que los satélites registran constantemente fallos electrónicos", dijo Finlay, citado por 'Horizon: The EU Research & Innovation Magazine'. "Y no entendemos de dónde viene esta región debilitada del campo magnético, qué la está produciendo y cómo podría cambiar en el futuro". Se intenta saber si es un primer aviso de una inversión en el campo magnético terrestre.

    Los científicos notaron el SAA por primera vez en la década de 1950, y desde entonces ha disminuido su fuerza en un 6% más, además de acercarse más al oeste. "No ha habido ninguna explicación convincente de eso", dijo Finlay, y agregó que los científicos no han podido predecir cómo va a cambiar.

    El proyecto CoreSat espera cambiar todo eso, utilizando los datos más detallados disponibles hasta ahora para estudiar las propiedades del campo magnético y cómo cambia con el tiempo. Al sondear el SAA, el equipo espera ver qué está sucediendo dentro del núcleo de la Tierra que pueda estar causándolo.

    Una posibilidad es que podría haber un vasto anticiclón en la parte sur del núcleo externo de metal líquido de la Tierra, que podría estar expulsando el campo magnético de la región del Atlántico Sur. Otra posibilidad es que el campo magnético en esta región apunte de manera incorrecta; en efecto, se está produciendo una inversión de minipolaridad.

    La SAA nos da una mirada directa a cómo un campo magnético debilitado puede afectar a los satélites, ya que numerosas naves espaciales han comunicado fallos en el funcionamiento de la electrónica al volar sobre esta región cuando son alcanzados por los rayos cósmicos. Pero no está claro en este momento si la SAA tiene alguna relación con un cambio de polaridad del campo magnético de la Tierra, lo que también es algo que Finlay y su equipo investigarán.

    "En algunas simulaciones, se ven características como el aumento de SAA durante una inversión de polos", dijo. "No es necesariamente el caso, pero no sería una sorpresa si algo como esto estuviera involucrado en una inversión magnética".

    Sin embargo, la SAA podría darnos un vistazo de lo que vendrá en un futuro cercano. Si las tendencias continúan, el campo magnético de nuestro planeta podría revertirse nuevamente en uno o dos milenios. Antes de eso, el campo puede seguir debilitándose, y dentro de un siglo podríamos enfrentarnos a serios problemas.

    "La disminución en el campo geomagnético es mucho más importante y dramática que la reversión", dijo Thouveny. "Es muy importante entender si el campo actual se reducirá a cero en el próximo siglo, porque tendremos que prepararnos".