28 de mayo de 2020
5 de julio de 2018

La costa báltica sufre una pérdida de oxígeno sin precedentes

La costa báltica sufre una pérdida de oxígeno sin precedentes
KARI MATTILA, THE ARCHIPELAGO RESEARCH INSTITUTE

   MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS -

   El Mar Báltico alberga algunas de las zonas muertas más grandes del mundo, áreas de aguas carentes de oxígeno donde la mayoría de los animales marinos no pueden sobrevivir.

   Pero mientras que partes de este mar han sufrido durante mucho tiempo de bajos niveles de oxígeno, un nuevo estudio realizado por un equipo en Finlandia y Alemania muestra que la pérdida de oxígeno en las zonas costeras durante el siglo pasado no tiene precedentes en los últimos 1.500 años. La investigación se publica en Biogeosciences, revista de la Unión Europea de Geociencias.

   Según los investigadores, la contaminación inducida por el hombre, a partir de los fertilizantes y las aguas residuales que salen de los países que rodean el Báltico en el mar, es el principal impulsor de la reciente pérdida de oxígeno en las aguas costeras de la región.

   La propagación de áreas con poco oxígeno puede tener consecuencias nefastas para el medio ambiente y para las poblaciones locales, ya que puede reducir la producción de peces e incluso provocar una mortalidad masiva de animales marinos.

   "El Báltico se vio fuertemente afectado por las aportaciones de nutrientes humanos en el siglo XX y todavía está experimentando el legado de esas aportaciones en la actualidad", dice Tom Jilbert, profesor asistente de la Universidad de Helsinki, Finlandia, que participó en la investigación.

   Pero a pesar de las recientes medidas para reducir la liberación de nutrientes contaminantes, los investigadores escriben en el nuevo estudio que no encontraron "evidencia alguna de recuperación" del agotamiento de oxígeno en el Mar del Archipiélago, una zona costera entre Finlandia continental y Suecia que es parte del Báltico.

   Una razón, dicen, puede ser el cambio climático. Como las aguas cálidas son menos efectivas para retener oxígeno, "el calentamiento global puede exacerbar el agotamiento del oxígeno", dice Sami Jokinen, investigador de la Universidad de Turku, Finlandia, y autor principal del estudio. Jilbert agrega: "El cambio climático no fue la causa principal de la zona muerta actual, pero es un factor importante que retrasa la recuperación".

   Para descubrir qué fue lo que alimentó la pérdida de oxígeno en el pasado y qué papel desempeñó el clima, el equipo perforó y estudió un núcleo de sedimentos de 4 metros de largo desde el lecho marino. Esto les permitió ver, por primera vez, cómo los niveles de oxígeno cambiaron en esta área durante los últimos 1.500 años. Este período incluye la Anomalía del clima medieval, una época de clima más cálido pero con baja contaminación de nutrientes desde 900 hasta alrededor de 1350, así como los tiempos modernos.

   "El hallazgo interesante de nuestro estudio es que, en las zonas costeras, la pérdida de oxígeno en el período moderno realmente se destaca, debido a la fuerte señal de las recientes aportaciones de nutrientes humanos", dice Jilbert. El equipo descubrió que los niveles de oxígeno también eran bajos durante el período medieval más cálido, pero escriben en su estudio que la actual pérdida de oxígeno es "severa sin precedentes", y muestra cómo el exceso de contaminación y las temperaturas más cálidas pueden combinarse para hacer que las zonas muertas prosperen.

   El equipo también descubrió que esta pérdida reciente de oxígeno comenzó a principios de los años 1900, décadas antes de lo que se había pensado anteriormente y antes del monitoreo regular de la calidad del agua. "Esto es sorprendente porque la década de 1950 a menudo se considera como el período de aumento del agotamiento de oxígeno en el Mar Báltico, que se ha relacionado con el aumento sustancial de la carga de nutrientes inducida por el hombre en ese momento", dice Jokinen.