29 de enero de 2020
4 de diciembre de 2019

Cría en cautividad asegura la supervivencia del pez más raro del mundo

Cría en cautividad asegura la supervivencia del pez más raro del mundo
Pez mano rojo - JEMINA STUART-SMITH

   MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Cincuenta peces mano rojos recién nacidos están dando a los científicos la oportunidad de ayudar a salvar las últimas poblaciones conocidas de estos peces, considerados los más raros del mundo.

   El pequeño pez mano rojo se incubó en un acuario del IMAS (Institute for Marine and Antarctic Studies) este mes a partir de dos masas de huevos recolectadas en uno de los últimos santuarios de la especie en el sur de la isla de Tasmania (Australia), donde sobreviven menos de 100 adultos.

   La investigadora de IMAS Jemina Stuart-Smith dijo en un comunicado que mantener a los juveniles en un ambiente seguro durante sus primeras etapas vulnerables los protegería de los depredadores y los riesgos ambientales. "Este pez mano rojo juvenil desempeñará un papel vital para garantizar que la especie continúe sobreviviendo en la naturaleza", dijo.

   "Planeamos liberarlos nuevamente en su hábitat restante cuando tengan alrededor de un año de edad, para ayudar a reconstruir la población en uno de los dos sitios conocidos que se ha visto comprometido por la variedad de impactos, incluida la pérdida de hábitat.

   "Criarlos en un ambiente controlado es una estrategia de conservación conocida como iniciación, diseñada para mejorar sus posibilidades de sobrevivir hasta la madurez y, finalmente, reproducirse.

   "Poco se sabe sobre la biología, reproducción y crecimiento temprano del pez mano rojo (llamado así porque sus aletas delanteras parecen manos), y estos juveniles también permitirán investigaciones críticas que pueden ayudarnos a garantizar que esta no sea la última generación de su especie", dijo Stuart-Smith.

   Este pez pone huevos en tallos verticales de vegetación en el fondo marino y la madre se queda con ellos hasta que nacen. "Los peces en IMAS tenían solo 3-4 mm de largo cuando eclosionaron y sería casi imposible encontrarlos y estudiarlos en la naturaleza, donde se refugian bajo las algas marinas en arrecifes poco profundos", dijo el coautor Tyson Bessell.

   Este es el segundo grupo de peces mano rojos que nacieron en cautiverio después de que se recolectó una masa de huevos similar el año pasado, de los que 16 nacieron en una instalación de la organización científica CSIRO.


Lo más leído
  • Ingenieros de la nave Voyager 2 tratan de restaurar operaciones normales
  • El clima puede hacer habitable Próxima b, mundo extrasolar más cercano
  • Explicación a un misterio polar de Marte
  • Una cinta de 80 metros logra desorbitar un satélite
  • Máximo acercamiento al Sol de una nave espacial
  • El mito de la civilización perdida de Cahokia queda desmentido