24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 12 de diciembre de 2019

    Un modelo usa el 'reloj genético' para predecir la vida útil de los vertebrados

    Un modelo usa el 'reloj genético' para predecir la vida útil de los vertebrados
    Reloj biológico - CC0 PUBLIC DOMAIN

       MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

       Investigadores de la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO, por sus siglas en inglés), en Australia, han desarrollado un modelo que utiliza marcadores genéticos para estimar con precisión la esperanza de vida de diferentes especies de vertebrados, según publican en un estudio en la revista 'Scientific Reports'.

       El 'reloj de vida útil' analiza 42 genes seleccionados para sitios CpG, fragmentos cortos de ADN cuya densidad se correlaciona con la vida útil, para predecir cuánto tiempo pueden vivir los miembros de una especie de vertebrados concreta.

       La vida útil máxima de una especie es difícil de definir y puede diferir mucho entre especies. Investigaciones anteriores han sugerido que está controlado por genes, pero hasta ahora no se han encontrado variantes genéticas que expliquen estas diferencias.

       Para construir su modelo, Benjamin Mayne y sus colegas utilizaron genomas de referencia de 252 especies de vertebrados con esperanza de vida conocida para identificar 42 genes que pueden predecir la esperanza de vida. Los autores encontraron que la densidad de CpG en los genes identificados es altamente predictiva de la vida útil de los vertebrados, incluidas las especies extintas.

       Utilizando el genoma del elefante africano y su vida media de 65 años como referencia, los autores utilizaron su modelo para estimar que tanto el mamut lanudo como el elefante de colmillo recto tenían una vida útil de 60 años.

       El uso de los genomas de humanos y chimpancés modernos y tempranos como referencias dio como resultado estimaciones para la esperanza de vida de los denisovanos y los neandertales de alrededor de 38 años.

        Los autores también mostraron que su modelo fue capaz de estimar la esperanza de vida de especies de larga vida como la Tortuga de la Isla Pinta y la ballena de cabeza blanca, lo que puede ser un desafío porque estas especies a menudo sobreviven a sus observadores.

       Los hallazgos pueden informar la investigación sobre la ecología y evolución de las especies vivas y extintas, la protección de las especies amenazadas y la pesca sostenible, sugieren los autores..