22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • 12 de diciembre de 2019

    Descubren qué desató el deshielo de glaciares tropicales hace 20.000 años

    Descubren qué desató el deshielo de glaciares tropicales hace 20.000 años
    Glaciar Quelccaya en Perú - EDUBUCHER/WIKIPEDIA - ARCHIVO

    MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Un análisis del sedimento transportado por los glaciares tanto en América del Sur como en África ha revelado que los glaciares tropicales comenzaron a derretirse anticipadamente hace 20.000 años.

    Se trata de un precos ocurrido al final del Último Máximo Glacial (hace entre 26.000-19.000 años), después de que los niveles atmosféricos de dióxido de carbono comenzaron a aumentar.

    Los autores del estudio, publicado en la revista 'Science Advances', sugieren que este derretimiento temprano puede haber sido provocado por el aumento de las temperaturas en los polos Norte y Sur, lo que redujo un ciclo de circulación atmosférica impulsado por el calor que a su vez desaceleró el movimiento del calor fuera de los trópicos.

    Estos hallazgos, de investigadores del Dartmouth College, en Estados Unidos, proporcionan información sobre los mecanismos que crean armonía entre los hemisferios norte y sur durante los ciclos glaciales, uno de los mayores misterios en la investigación paleoclimática.

    Mientras que los gases de efecto invernadero atmosféricos, especialmente el dióxido de carbono, a menudo se usan para explicar por qué los ciclos glaciales ocurren simultáneamente en ambos hemisferios, también se cree que otros procesos climáticos juegan un papel importante.

    Investigaciones anteriores sugerían que algunos glaciares tropicales comenzaron a derretirse antes que los glaciares en otras partes del mundo durante el Último Máximo Glacial, antes del aumento del dióxido de carbono, pero estos datos se limitan a América del Sur y podrían haber sido el resultado de condiciones regionales.

    Para determinar si este fenómeno ocurrió en todo el trópico, Meredith Kelly, profesora asociada del Departamento de Ciencias de la Tierra de Dartmouth e investigadora principal del estudio y sus colegas compararon los datos de isótopos de Berilio-10 previamente reunidos de nueve sitios en América del Sur (para los cuales recalcularon edades armonizadas) con 17 nuevos y ocho conjuntos de datos de sedimentos glaciales publicados anteriormente de África Oriental.

    Los datos de ambos continentes juntos confirmaron que las temperaturas comenzaron a calentarse entre 20.000 y 19.000.

    El estudio respalda el consenso científico abrumador sobre el papel del dióxido de carbono en causar el cambio climático global, pero agrega niveles adicionales de complejidad a la comprensión del sistema climático de la Tierra y cómo las edades de hielo terminan rápidamente. El resultado también se suma a la comprensión de la secuencia de la retirada glacial entre los trópicos y las regiones polares en ese momento.

    "El dióxido de carbono es lo que causó que la Tierra saliera de la última edad de hielo --explica Kelly--. Pero también hay procesos que comenzaron antes de que aumentara el dióxido de carbono que son importantes para la historia general de cómo terminó el período, y eso es lo que queríamos entender".

    Según el estudio de Dartmouth, los glaciares en África tropical y América del Sur alcanzaron su máxima extensión hace aproximadamente entre 29.000 y 21.000 años y luego comenzaron a derretirse. Este retroceso es anterior al aumento significativo del dióxido de carbono atmosférico registrado hace unos 18.200 años.

    Los hallazgos demuestran una tendencia al aumento de las temperaturas
    tropicales en todo el planeta y sugieren que el calentamiento puede haber sido causado por una reducción en las diferencias de temperatura entre las regiones polares de la Tierra y los trópicos.

    Al final de la última edad de hielo en el Ártico, pequeños cambios en la órbita de la Tierra resultaron en más radiación solar y temperaturas más cálidas, y causaron una retirada de las capas de hielo del norte. En la Antártida, el cambio del ángulo del planeta al sol creó veranos más largos.

    La reducción en el gradiente de temperatura entre los polos y los trópicos desaceleró el movimiento de calor desde las bajas latitudes hacia el extremo norte y sur, haciendo que los trópicos sean más cálidos y causando una pérdida más rápida de los glaciares en la región.

    Una vez que los cambios en los patrones de circulación oceánica y atmosférica y el aumento del dióxido de carbono se hicieron cargo, el planeta quedó en una espiral de calentamiento abrumador que derritió las capas de hielo cerca de los polos y eliminó los glaciares en los trópicos.

    "Solo un par de miles de años podrían marcar la diferencia en nuestra comprensión de los eventos del cambio climático pasados presentes --explica Margaret Jackson, autora principal del estudio mientras era estudiante de doctorado en Dartmouth--. Este estudio muestra que los glaciares estaban respondiendo al calentamiento incluso antes de que el aumento deglacial del dióxido de carbono empujara al planeta al límite para poner fin a la última edad de hielo".

    Además del calentamiento simultáneo, pan-tropical, el hallazgo adicional del estudio de que los glaciares tropicales alcanzaron su máxima extensión al mismo tiempo que los glaciares en latitudes más altas confirma una sincronía global de enfriamiento durante la última edad de hielo.

    "El planeta de hoy está entrando en un nuevo modo climático que no tiene precedentes en los últimos millones de años --añade--. Los modelos de eventos de cambios pasados pueden ayudarnos a predecir el futuro, y nuestra comprensión más completa de los trópicos sirve como una pieza importante del rompecabezas".