24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 5 de diciembre de 2019

    Malos presagios para el Ártico en un mundo dos grados más cálido

    Malos presagios para el Ártico en un mundo dos grados más cálido
    Groenlandia - POST/UC DAVIS

       MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

       El Ártico se ha calentado 0,75 grados solo en la última década. En comparación, la Tierra en su conjunto se ha calentado casi la misma cantidad, 0,8 grados, en los últimos 137 años.

       Un nuevo estudio de la Universidad de California Davis, publicado en la revista 'Science Advances', revela lo rápido que se está calentando el Ártico y examina las consecuencias globales del continuo calentamiento polar.

       "Muchos de los cambios en la última década son tan dramáticos que hacen que uno se pregunte qué traerá la próxima década de calentamiento" --señala en un comunicado el autor principal Eric Post, profesor de Ecología del Cambio Climático--. "Si aún no hemos entrado en un nuevo Ártico, ciertamente estamos en el umbral".

       El informe exhaustivo recoge los esfuerzos de un equipo internacional de 15 autores especializados en una variedad de disciplinas, incluidas las ciencias de la vida, la Tierra, sociales y políticas, que documentaron los efectos generalizados del calentamiento en el Ártico y la Antártida sobre la vida silvestre, los medios de vida humanos tradicionales, la vegetación de tundra, la liberación de metano y la pérdida de hielo marino y terrestre.

       También examinaron las consecuencias para las regiones polares a medida que la Tierra avanza lentamente hacia un calentamiento de 2 grados, un hito comúnmente discutido.

       "Bajo un escenario normal, la Tierra en su conjunto puede alcanzar ese hito en unos 40 años --advierte Post--. Pero el Ártico ya está ahí durante algunos meses del año, y podría alcanzar un calentamiento de 2 grados en una base anual promedio hasta 25 años antes que el resto del planeta".

       El estudio explica que lo que 2 grados de calentamiento global podrían significar para las altas latitudes: hasta 7 grados de calentamiento para el Ártico y 3 para la Antártida durante algunos meses del año.

       Los autores dicen que las medidas activas a corto plazo para reducir las emisiones de carbono son cruciales para desacelerar el calentamiento a altas latitudes, especialmente en el Ártico.

       Post enfatiza que se espera que las principales consecuencias del calentamiento proyectado en ausencia de mitigación de carbono lleguen más allá de las regiones polares. Entre estos se encuentran el aumento del nivel del mar como resultado del rápido derretimiento del hielo terrestre en el Ártico y la Antártida, así como un mayor riesgo de clima extremo, olas de calor letales e incendios forestales en partes del hemisferio norte.

       "Lo que sucede en el Ártico no se queda en el Ártico -alerta el coautor Michael Mann, profesor de Ciencias Atmosféricas en Penn State--. El drástico calentamiento y derretimiento del hielo del Ártico está impactando la corriente en chorro de una manera que nos da extremos climáticos más persistentes y perjudiciales".

    Para leer más