23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 16 de julio de 2019

    La subida del mar en el Ártico se cifra en 2,2 milímetros al año

    La subida del mar en el Ártico se cifra en 2,2 milímetros al año
    Rango de subida del mar en el ÁrticoDTU SPACE

       MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

       En los últimos 22 años, los niveles del mar en el Ártico han aumentado un promedio de 2,2 milímetros por año, según la evaluación con algoritmos de 1.500 millones de mediciones radar vía satélite.

       Los océanos árticos a menudo no se incluyen en la estimación global del nivel del mar. Esto se debe en parte a los cambios estacionales en la cubierta de hielo marino y la insuficiente cobertura satelital. Pero el nuevo estudio, publicado en Remote Sensing, ahora proporciona esta visión general al observar grandes cantidades de volúmenes de datos durante muchos años.

       "El Ártico es un punto caliente del cambio climático", dijo el profesor Florian Seitz, del Instituto Alemán de Investigación Geodésica de la Universidad Técnica de Munich (TUM).

       "Debido al aumento de las temperaturas, los glaciares de Groenlandia están retrocediendo. Al mismo tiempo, el hielo marino se está derritiendo. Cada año, miles de millones de litros de agua de fusión se liberan en el océano".

       Los enormes volúmenes de agua dulce liberada en el Ártico no solo elevan el nivel del mar, sino que también tienen el potencial de cambiar el sistema de las corrientes oceánicas globales y, por lo tanto, nuestro clima.

       "Nuestro estudio se basa en las mediciones de altitud desde el espacio a través de satélites de altimetría y abarca el período de 1991 a 2018. Por lo tanto, hemos obtenido la descripción más completa y precisa de los cambios en el nivel del mar en el océano Ártico hasta la fecha. Esta información es importante en en términos de poder estimar los niveles futuros del mar asociados con el cambio climático", dice Stine Kildegaard Rose, de DTU Space, el Instituto Nacional del Espacio en Dinamarca, y el primer autor del artículo en Teledetección.

       El desafío radica en encontrar las señales de agua en los datos medidos. "Los satélites de radar miden solo la distancia a la superficie: si bien, vastas áreas del Ártico están cubiertas de hielo, lo que oculta el agua de mar", explica en un comunicado Marcello Passaro, quien también contribuyó al nuevo estudio.

       El investigador de TUM ha desarrollado algoritmos para evaluar los ecos de radar reflejados desde el agua donde llega a la superficie a través de grietas en el hielo.

       Usando estos algoritmos, Passaro procesó y homogeneizó 1.500 millones de mediciones de radar de los satélites ERS-2 y Envisat. Sobre la base de las señales rastreadas en el TUM, el equipo de DTU trabajó en el procesamiento posterior de estos datos y agregó las mediciones recopiladas por la misión actual del radar CryoSat.

       Al analizar los datos del período comprendido entre 1996 y 2018, el equipo de investigación reveló la tendencia a largo plazo: el nivel del mar Ártico aumentó en un promedio de 2,2 milímetros por año.

       Sin embargo, existen diferencias regionales significativas. En el Giro Beaufort, al norte de Groenlandia, Canadá y Alaska, el nivel del mar aumentó dos veces más rápido que el promedio: más de 100 milímetros en 22 años. La razón: el agua de deshielo de baja salinidad se acumula aquí, mientras que un viento constante en el este produce corrientes que impiden que el agua de deshielo se mezcle con otras corrientes oceánicas.

       A lo largo de la costa de Groenlandia, por otra parte, el nivel del mar está cayendo. En la costa oeste, más de 5 milímetros por año, porque los glaciares que se derriten debilitan la fuerza atractiva de la gravedad allí.

       "Las mediciones homogeneizadas y procesadas permitirán a los investigadores del clima y oceanógrafos revisar y mejorar sus modelos en el futuro", concluye Passaro.

    Para leer más