7 de diciembre de 2019
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • Miércoles, 4 de Diciembre
  • 16 de julio de 2019

    La teoría del caos predice el viaje de las partículas a la atmósfera

    La teoría del caos predice el viaje de las partículas a la atmósfera
    Distribución de partículas ern la atmósfera - TÍMEA HASZPRA

       MADRID, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

       Combinar datos del viento con el comportamiento fractal que las partículas de aire adquieren en la atmósfera proporciona un método para predecir la dispersión de contaminantes y ceniza volcánica.

       Se trata de un nuevo modelo basado en la teoría del caos que se publica en el último número de la revista 'Chaos'.

       Las partículas que flotan en el aire después de desastres y otros eventos geológicos a gran escala pueden tener un impacto duradero en la vida en la Tierra. Las cenizas volcánicas pueden proyectarse hasta la estratosfera y obligar a detener el tráfico aéreo al permanecer en la atmósfera durante meses, mientras las partículas de accidentes industriales tienen el potencial de viajar por hemisferios completos antes de caer al suelo.

       El nuevo modelo desarrollado busca ayudar a predecir cómo se mueven las partículas en tales eventos con miras a posibles aplicaciones de geoingeniería para combatir el cambio climático.

       Utilizando los datos de viento disponibles, la investigadora Tímea Haszpra desarrolló un modelo para seguir las partículas a medida que viajan alrededor del mundo. De este modo ha conseguido generar mapas que se pueden usar como atlas para predecir cómo las partículas, como la ceniza volcánica o la contaminación, se dispersarán por el mundo.

       "Una de las partes más sorprendentes de la investigación es la gran variedad de vidas individuales. Variaron de aproximadamente dos a 150 días para las típicas partículas de ceniza volcánica. Más del diez por ciento de las partículas más pequeñas sobreviven en la atmósfera un año, y más del uno por ciento permanecen hasta dos años", explica Hazspra.

       En general, descubrió que las partículas procedentes del área alrededor del ecuador permanecen en la atmósfera durante más tiempo, y las partículas más pequeñas que una micra podrían permanecer en la atmósfera durante años antes de caer.

       La vida útil promedio de una partícula en el aire es de aproximadamente un mes, pero también encontraron que las partículas en un área de un mapa podrían estar en el aire hasta diez veces más que las partículas cercanas en el mapa. La forma en que se distribuyeron en todo el mundo también varía según la temporada.

       Para ilustrar los conceptos en el documento, Haszpra ha creado un juego online, llamado 'RePLaT-Chaos', que permite a los jugadores aprender el tema de la advección atmosférica creando y probando sus propias erupciones volcánicas.

       Haszpra cree que sus hallazgos pueden informar los esfuerzos futuros que se han sugerido para usar partículas de aire que reflejan el sol para contrarrestar el cambio climático. Ella planea expandir este trabajo incorporando datos meteorológicos históricos y modelos climáticos para comprender mejor cómo la dispersión de partículas puede cambiar cuando cambia el clima.