5 de julio de 2020
8 de junio de 2006

El 15 por ciento de los niños españoles padece dermatitis atópica

El 15 por ciento de los niños españoles padece dermatitis atópica

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 15 por ciento de los niños españoles padece dermatitis atópica, la enfermedad dermatológica infantil más frecuente, aunque su prevalencia puede aumentar hasta un tope que se sitúa en el 25 por ciento de la población infantil.

Este es uno de los datos recogidos en el libro 'El niño con dermatitis atópica: una visión global', presentado hoy en Madrid. El volumen, coordinado por el doctor Eduardo Fonseca, del Servicio de Dermatología del Hospital Juan Canalejo de A Coruña, y patrocinado por Novartis, ofrece un enfoque multidisciplinar de la enfermedad ya que en su tratamiento no sólo está involucrada la dermatología, sino que juegan un papel importante la pediatría, la alergología o la psiquiatría.

Fonseca consideró que la dermatitis atópica es la enfermedad dermatológica infantil más importante en España "tanto por su prevalencia como por el deterioro de la calidad de vida que ocasiona a los niños y a sus familiares y por el gasto sanitario que origina". Se trata de niños inteligentes, inquietos y poco constantes. Además, la propia enfermedad, con un enorme impacto en la calidad de vida del paciente, motivado en gran parte por el característico prurito que la acompaña, "produce también alteraciones secundarias, tanto en el niño como en sus familiares, entre las que destacan la irritabilidad y la ansiedad.

El libro está dividido en doce capítulos que abordan las manifestaciones clínicas de la enfermedad, la alimentación que debe seguir el paciente, la vacunación que hay que administrarle o los aspectos psicológicos de la dermatitis atópica, entre otros. También incluye un capítulo sobre los recursos disponibles sobre la enfermedad en Internet.

TRATAMIENTOS

El tratamiento de la dermatitis atópica debe ser, a juicio del doctor Fonseca, "individualizado para cada caso y cada momento", dado que el concepto de dermatitis atópica incluye un amplio espectro de manifestaciones cutáneas, que van desde la xerosis o piel seca hasta cuadros generalizados y graves de eritrodermia.

Dentro de las terapias existentes para la enfermedad, destaca el avance que ha supuesto la introducción de los inhibidores tópicos de la calcineurina no corticoideos, como el pimecrolimus, que no atraviesan la piel, por lo que son ideales para su utilización intermitente a largo plazo, según este experto.

Las líneas principales de investigación sobre la enfermedad se dirigen hacia un mejor conocimiento de las bases genéticas de la atópia y el posible papel etiopatogénico de sustancias y gérmenes que podrían desencadenar las lesiones, sin bien hasta el momento la utilidad práctica que se ha obtenido es escasa", opinó.

En cuanto a la transmisión de la dermatitis atópica, la transmisión genética es de la denominada 'constitución atópica', que predispone a padecer dermatitis atópica y diversos tipos de respuestas por hipersensibilidad (rinitis, conjuntivitis, asma, etc.), entre otros rasgos fenotípicos, comentó.