5 de julio de 2020
10 de enero de 2006

Hasta un 35% de la eficacia de la terapia contra la diabetes depende del cerebro, según estudio

Hasta un 35% de la eficacia de la terapia contra la diabetes depende del cerebro, según estudio

MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

El cerebro juega un papel principal en la capacidad de la terapia de insulina para reducir el azúcar en sangre en animales con diabetes, según un estudio de la Universidad de Washington en Seattle (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Cell Metabolism'.

Cuando los investigadores limitaron en los animales los mecanismos cerebrales que participan en la respuesta del organismo a la insulina el tratamiento redujo su eficacia hasta en un 35 por ciento.

Según Michael Schwartz, autor principal del estudio, estos descubrimientos sugieren que, en individuos con diabetes, en la capacidad de la insulina de disminuir el azúcar en sangre interviene el cerebro. "Este efecto no es reducido, sino que el cerebro interviene de forma importante en la respuesta a la insulina", señala Schwartz.

Según los científicos, los descubrimientos en ratas sugieren que las terapias que robustecen la respuesta cerebral a la insulina en pacientes con diabetes podrían mejorar el control del azúcar en sangre a la vez que reducir la dosis requerida de la hormona. Este avance, a su vez, podría ayudar a reducir los efectos secundarios del tratamiento de insulina como el aumento de peso, añaden los investigadores.

Los expertos explican que la insulina permite a tejidos del organismo como los músculos a recoger la glucosa de la sangre, el principal recurso energético del cuerpo. En aquellas personas con diabetes debido a la carencia de insulina normal o resistencia a la insulina, el azúcar en sangre se eleva, un trastorno que puede conducir a daños en los tejidos.

Los científicos examinaron los efectos del cerebro sobre la sensibilidad a la insulina en ratas con diabetes. Inyectaron en el cerebro de los animales un componente químico que limita el funcionamiento de una enzima que participa en la respuesta normal de la insulina antes de proporcionar la hormona a los animales. Sin la respuesta normal del cerebro a la insulina, la eficacia de la terapia hormonal se redujo un 35 por ciento.

Los investigadores también descubrieron que las intervenciones con terapia génica diseñadas para aumentar la respuesta del cerebro a la insulina elevaron hasta dos veces la respuesta de los animales a la terapia.

Según los científicos, dirigirse a las moléculas que participan en la respuesta del cerebro a la insulina podría proporcionar beneficios en el tratamiento de la diabetes en los humanos.