7 de julio de 2020
10 de mayo de 2006

El 40% de los pacientes que se someten a cirugía de nariz son hombres

El 40% de los pacientes que se someten a cirugía de nariz son hombres

MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

Del total de pacientes que se someten a una rinoplastia, la cirugía plástica que modifica la forma de la nariz, un 40% son hombres, según los datos que maneja la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (SECPRE), que desde hoy y hasta el 13 celebra su XLI congreso en Pamplona.

El presidente del congreso, Antonio Bazán, intentó desmitificar la idea de que la rinoplastia es un procedimiento quirúrgico netamente estético y recordó que también tiene un objetivo funcional: "Se trata de una operación mediante la que el cirujano plástico puede reducir o incrementar el tamaño de la nariz, cambiar la forma de la punta o del puente, agudizar la abertura de los orificios nasales o cambiar el ángulo entre la nariz y la frente y la nariz y el labio superior. Además, este tipo de cirugía puede corregir un defecto de nacimiento o una lesión e incluso puede ayudar a mejorar problemas en la respiración".

En ese sentido consideró que "la rinoplastia no debe entenderse únicamente como una intervención estética sino también como una posibilidad de mejorar la función de la nariz. Al ser la nariz una estructura básicamente para respirar, sería mucho más correcto hablar de la rinoplastia como 'un procedimiento estético-funcional'".

En opinión de José Manuel Pérez-Macías, presidente de la SECPRE, "las causas que llevan a un paciente a someterse a este tipo de intervención, al igual que ocurre con el resto de operaciones de cirugía estética, son su propia constitución física, secuelas derivadas de accidentes, posibles alteraciones desde el punto de vista congénito como son las deformidades nasales asociadas al labio leporino y, en muchas ocasiones, el simple hecho de verse mayor de lo que realmente se siente".

Los expertos hicieron referencia a la complejidad de la rinoplastia por la exigencia de los resultados al intervenir una zona neurálgica del rostro y alertaron sobre "la publicidad engañosa para remodelar la nariz sin cirugía". Con respecto a este punto, aconsejaron contactar con un cirujano plástico titulado "ya que hay productos que al ser inyectados en la nariz, como son los compuestos de polimetil metacrilato y la silicona líquida, pueden ser perjudiciales a largo plazo por tener la nariz unas estructuras cartilaginosas y una piel que se va adelgazando con los años".