7 de julio de 2020
2 de marzo de 2006

Los adolescentes que son testigos de violencia doméstica son más propensos a sufrir síntomas de depresión

Los adolescentes que son testigos de violencia doméstica son más propensos a sufrir síntomas de depresión

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los adolescentes que son testigos de violencia doméstica entre sus padres son más propensos a sufrir síntomas de depresión, según un estudio de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos y la Universidad San Carlos en Filipinas que se publica en 'American Journal of Public Health'.

En la investigación, cerca de la mitad de los jóvenes informaron que habían presenciado situaciones de violencia doméstica entre sus padres. Entre los adolescentes, uno de cada diez chicos y una de cada cinco chicas informó que, en las cuatro semanas anteriores a la realización del cuestionario, en ocasiones o la mayoría del tiempo tenían deseos de morir.

Según la Organización Mundial de la Salud el suicidio es la tercera causa de mortalidad entre las adolescentes de todo el mundo.

El estudio es el primero que analiza la asociación entre la salud mental de los adolescentes y la violencia doméstica entre los padres.

Los científicos utilizaron datos de 2.051 jóvenes de edades comprendidas entre los 17 y los 19 años que participaron en un estudio nacional filipino sobre nutrición y salud en el año 2002. En las entrevistas personales, a los jóvenes se les preguntó si habían presenciado violencia doméstica o experimentado algún síntoma depresivo durante el mes previo. Los síntomas depresivos incluyeron dolores de cabeza, digestión defectuosa, preocupación, soledad, problemas de sueño y pensamientos sobre la muerte o el suicidio.

Según explica Michelle Hindin, de la Universidad Johns Hopkins, "descubrimos que las adolescentes informaron de la mayoría de los síntomas depresivos cuando recordaban que uno de sus padres había necesitado atención médica como resultado de la violencia doméstica; en el caso de los chicos era el recuerdo de la violencia entre ambos padres lo que hacía informar de un número mayor de síntomas de depresión".