7 de julio de 2020
27 de septiembre de 2006

El alcohol predispone a padecer cáncer de mama y el aceite de oliva lo previene, según un estudio de la GEICAM

El alcohol predispone a padecer cáncer de mama y el aceite de oliva lo previene, según un estudio de la GEICAM

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcohol, aún en dosis bajas, favorece la aparición del cáncer de mama, mientras que el aceite de oliva ayuda a prevenirlo, según se desprende de una revisión de estudios que forma parte de un proyecto de investigación del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM), en colaboración con el Servicio de Epidemiología del Cáncer del Instituto de Salud Carlos III, que ha sido premiado por la Fundación Científica de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

Esta revisión de estudios permitió determinar que el consumo de alcohol, vino o cerveza, incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama un 7 por ciento por cada 10 gramos de alcohol al día. El efecto es similar en cualquier bebida alcohólica a igualdad de gramos de alcohol consumidos, aunque diversos estudios recogidos en el proyecto muestran un mayor efecto del vino con respecto a la cerveza. Sin embargo, el jefe de sección del Servicio de Oncología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el doctor Miguel Martín, explicó que "no se sabe cuál es el nivel de riesgo para consumos muy moderados, habituales en la dieta mediterránea".

Además, el alcohol parece interactuar con otros factores de riesgo, potenciándolos o reduciéndolos. Por ejemplo, resulta especialmente perjudicial en mujeres posmenopáusicas tratadas con terapia hormonal sustitutoria. El alcohol está relacionado con el balance hormonal, ya que incrementa el nivel de estrógenos circulantes, tanto en mujeres premenopáusicas como en postmenopáusicas.

El perjuicio del alcohol también varía en función de la ingesta de ácido fólico. "La ingesta de ácido fólico es alta en nuestro país, debido al mayor consumo de frutas, verduras y legumbres. Por todo ello, es interesante cuantificar en nuestro medio el efecto del alcohol, por tipo de bebida, y su relación con otros factores dietéticos", señaló el especialista.

Al igual que otros factores de riesgo, el efecto del alcohol varía según la predisposición genética. Así, eleva aún más el riesgo de sufrir cáncer de mama en mujeres con predisposición genética o con historia familiar de tumores mamarios. "En relación al efecto del consumo de alcohol, dos polimorfismos frecuentes en población española podrían desempeñar un papel modulador: la sustitución C677T en el gen de la metiltetrahidrofolato reductasa (MTHFR) y el alelo 1 del gen que codifica la enzima alcohol deshidrogenasa 3 (ADH3*1)", indicó este experto.

EL CONSUMO DE ACEITE MÁS ALTO DEL MUNDO

Además del efecto del alcohol, la investigación, que llevará a cabo GEICAM gracias a la dotación del premio, permitirá analizar las variables genéticas de susceptibilidad individual y tratará de confirmar el efecto protector del consumo de aceite de oliva virgen en las mujeres españolas.

"España es un país idóneo para investigar el efecto del aceite de oliva, dadas las características específicas de nuestra dieta y la heterogeneidad entre distintas regiones", comentó Marina Pollán, del Servicio de Epidemiología del Cáncer del Instituto de Salud Carlos III. El consumo medio en mujeres españolas es uno de los más altos del mundo, unos 32 gramos al día, muy por encima de las mujeres italianas y sólo algo inferior al de las mujeres griegas.

El estudio recogerá, además, información de forma prospectiva de 1.000 mujeres recién diagnosticadas de cáncer de mama y 1.000 mujeres control en los hospitales participantes del grupo GEICAM. La información sobre factores de riesgo se obtendrán a partir de un cuestionario, de la recogida de muestras de sangre para el análisis genético y de la medición del perfil lipídico y de distintos antioxidantes.

Asimismo, se incluirá un módulo sobre calidad de vida relacionada con la salud para poner de manifiesto el impacto del diagnóstico de cáncer de mama sobre la salud global, física y emocional de estas mujeres.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres. En España, cada año se diagnostican unos 16.000 casos nuevos. El cáncer de mama es el resultado de la interacción entre factores genéticos, hormonales, hábitos de vida y exposiciones ambientales.