7 de julio de 2020
14 de febrero de 2006

Algunos pacientes con glaucoma parecen tener niveles más elevados de presión ocular durante la noche

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Algunos pacientes con glaucoma parecen tener niveles más elevados de presión ocular durante el sueño nocturno que durante el día cuando suelen realizarse las mediciones, lo que podría situarles bajo un mayor riesgo de progresión de la enfermedad del estimado hasta el momento, según un estudio de la Escuela de Medicina de Jichi en Tochigi (Japón) que se publica en la revista 'Archives of Ofhthalmology'.

Los expertos explican que la presión intraocular, la fuerza dentro del globo ocular, y la mayor fluctuación diaria en la presión podría aumentar el riesgo de desarrollar glaucoma o de su empeoramiento. La presión intraocular suele medirse durante las visitas regulares al especialista, cuando los pacientes están sentados. Sin embargo, estudios anteriores han descubierto que la presión intraocular puede ser superior cuando la persona se encuentra acostada.

Los científicos midieron la presión intraocular de 48 pacientes con glaucoma no tratado en el Hospital Hara de la Visión en Utsunomiya (Japón). Tomaron medidas doce veces durante el curso de 24 horas, incluyendo mediciones cada tres horas durante la noche.

En cada ocasión los investigadores medían la presión cuando el paciente estaba sentado y cuando estaba acostado, así que cada paciente tenía tres niveles: la presión en posición sentada, la presión al estar acostado y la presión duplicada, que se calculaba al combinar los valores del paciente sentado cuando estaba despierto y los valores cuando estaba acostado mientras dormía.

Los investigadores calcularon entonces el punto más alto, la media y la fluctuación de cada uno de estos niveles. La presión media más alta de los pacientes sentados fue de 16 mm Hg; de 18,9 mm Hg para los que estaban acostados; y de 17,5 mm para la combinada. El 20 por ciento de los pacientes tenían una presión combinada de 21 mm Hg o superior cuando estaban dormidos, en comparación con el 3 por ciento cuando sólo se tuvieron en cuenta los datos de aquellos que estaban sentados.

Los resultados del estudio muestran, según los autores, que la medida de la presión sólo durante el día no supone una visión global de los riesgos a los que están expuestos estos pacientes.