8 de julio de 2020
1 de febrero de 2006

Añadir 150 mg de bicalutamida (Astra Zéneca) a radioterapia mejora la supervivencia en cáncer de próstata

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los últimos análisis del Programa de Ensayo sobre Cáncer de Próstata Precoz han demostrado que añadir 150 mg de bacalutamida a radioterapia reduce un 35 por ciento el riesgo de mortalidad en varones con cáncer de próstata localmente avanzado, en comparación a sólo radioterapia, según informó hoy AstraZeneca, que comercializa el fármaco como Casodex.

Según los nuevos datos publicados en la edición de febrero del 'British Journal of Urology International', estos hallazgos proporcionan la primera evidencia de un beneficio global de supervivencia al tratar el cáncer de próstata localmente avanzado con terapia hormonal adyuvante que no está basada en la castración. De los pacientes con cáncer de próstata avanzado que reciben tratamiento sólo con radioterapia (hasta ahora el tratamiento de elección), hasta un 43 por ciento fallece en los primeros cinco años de tratamiento.

Además de los beneficios en la tasa de supervivencia y de progresión de la enfermedad, el estilo de vida (actividad física y sexual), es un factor clave para los pacientes y los médicos a la hora de elegir un tratamiento para el cáncer de próstata localmente avanzado, según la compañía.

Al retrasar la progresión, el tratamiento adicional con 150 mg de bicalutamida permite a los hombres con cáncer de próstata localmente avanzado seguir activos durante más tiempo, incluso en lo que respecta a actividad física y sexual. También se han evidenciado mejoras sobre las terapias basadas en la castración, en términos de mantenimiento de la densidad mineral ósea, masa muscular, capacidad física y libido, así como un perfil más favorable de seguridad y tolerabilidad en comparación a otros anti-andrógenos no esteroideos.

El profesor asociado de Urología en la Universidad de Copenhague (Dinamarca) e investigador principal del programa, Peter Iversen, resaltó que estos ensayos "proporcionarán datos clínicos que permitan a los médicos tomar una decisión informada al tratar a los pacientes con cáncer de próstata localmente avanzado".