8 de julio de 2020
14 de junio de 2006

Los antidepresivos no ayudan a los pacientes con anorexia nerviosa a reducir el riesgo de recaída

Los antidepresivos no ayudan a los pacientes con anorexia nerviosa a reducir el riesgo de recaída

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

El uso del antidepresivo fluoxetina no ayudó a pacientes con anorexia nerviosa que habían restablecido su peso corporal a mantener ese peso o reducir el riesgo de recaída, según un estudio del Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York y de la Universidad de Columbia en Nueva York (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Los expertos explican que la anorexia nerviosa es un trastorno de la alimentación que afecta sobre todo a mujeres jóvenes y marcadas por un miedo extremo a convertirse a tener sobrepeso, lo que les conduce a mantener una dieta excesiva para controlar su peso hasta el punto de desarrollar enfermedades graves y algunas veces encontrarse bajo peligro de muerte.

Los científicos compararon la fluoxetina con el placebo para determinar la tasa de recaída y conducta de recuperación tras un tratamiento inicial para la anorexia nerviosa. El ensayo incluyó a 93 pacientes con anorexia nerviosa que habían recibido tratamientos de hospitalización intensivos o en hospitales de día y recuperado el peso hasta un índice de masa corporal mínimo de 19. Los participantes fueron entonces asignados de forma aleatoria a recibir fluoxetina o placebo y tratados durante un año como pacientes no hospitalizados.

Los investigadores descubrieron que porcentajes similares de pacientes asignados a la fluoxetina y al placebo mantuvieron un IMC de al menos 18,5 y permanecieron en el estudio durante 52 semanas. El análisis más conservador sobre el tiempo entre recaídas no descubrió diferencias significativas entre los grupos de la fluoxetina y el placebo. A las 52 semanas, el 45 por ciento del grupo placebo y el 43 por ciento del grupo de la fluoxetina no había recaído.

Según los científicos, el estudio tiene implicaciones tanto en la práctica como en la investigación clínica. Los descubrimientos indican que la práctica común de recetar antidepresivos no proporciona un beneficio sustancial a la mayoría de pacientes con anorexia nerviosa, ya sea cuando se encuentran por debajo del peso saludable o acaban de recuperar el adecuado. Estos datos implican que los esfuerzos terapéuticos deben ser dirigidos a tratamientos psicológicos y de conducta, concluyen.