7 de julio de 2020
29 de marzo de 2006

Los asmáticos se muestran insatisfechos con sus tratamientos, según un estudio

Los asmáticos se muestran insatisfechos con sus tratamientos, según un estudio

VALLADOLID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los asmáticos se muestran insatisfechos con los tratamientos que reciben pero además, según el estudio 'ASMAIR' dado a conocer hoy en Valladolid, en el que se detecta que la percepción del control de esta enfermedad no es la misma entre pacientes y médicos.

Así, actualmente los expertos consideran que el mal control de los síntomas asociados a la rinitis repercute en la falta de control del asma, ya que el pronóstico de esta última tiene como factor clave la rinitis, especialmente si el asma se mide en términos de calidad de vida. Por este motivo, los expertos destacan la necesidad de abordar conjuntamente el asma y la rinitis como un factor clave en el control y mejora de la calidad de vida de los pacientes asmáticos.

Dado que la incidencia de rinitis alérgica se observa aproximadamente en el 80 por ciento de los pacientes con asma según las series, los médicos deben tener muy en cuenta la relación entre ambas enfermedades a la hora de establecer un diagnóstico y su posterior tratamiento. Las posibilidades de mejora pasan por la necesidad de reconocer la rinitis alérgica como un factor claro de agravamiento del asma y por la necesidad de un abordaje conjunto de ambas enfermedades y una perspectiva clínica conjunta de ambas enfermedades.

En este sentido, el estudio ASMAIR ha puesto de manifiesto cómo es posible que esa visión aún no esté del todo desarrollada en España, lo que ofrecería una explicación a porqué la percepción de control del asma es diferente entre los pacientes y los médicos. La investigación, en la que han participado más de 3.600 asmáticos españoles y cerca de 800 médicos de atención primaria, tenía el objetivo de evaluar la calidad de vida del paciente asmático, su percepción del control del asma y las pautas de actuación del médico.

Tal como se desvela en los resultados de esta investigación, el hecho de que el 68 por ciento de los pacientes con asma leve haya tenido alguna crisis en los últimos tres meses, cifra que alcanza al 81 por ciento de los pacientes con asma moderada; que más del 50 por ciento haya tenido problemas de sueño durante la última semana como consecuencia de síntomas asmáticos nocturnos, pone de manifiesto una clara falta de control del asma en las personas que lo sufren.

CONTROL DE LA RINITIS PARA CONTROLAR EL ASMA

De hecho, el 71 por ciento de los pacientes que padecían asma y rinitis tuvieron síntomas de rinitis en los últimos días, lo que sugiere que un buen control de la rinitis sería clave para controlar también el asma. Para los médicos, esa falta de control se basa en dos aspectos. El 45 por ciento de los clínicos participantes en el estudio piensa que el motivo es la falta de cumplimiento de las pautas inhalatorias multidosis, mientras que el 38 por ciento cree que el origen se encuentra en la ejecución incorrecta de la técnica inhalatoria por parte del paciente.

"Es decir, existe una opinión bastante generalizada entre los médicos de la que se desprende la clara dificultad para cumplir el tratamiento con fármacos inhalados", explicaron a Europa Press fuentes de Merck Sharp & Dohme de España. Por otra parte, los efectos secundarios, los ingresos en urgencias, y las pérdidas de días de trabajo o clase, son, según el estudio ASMAIR, los temores más importantes de los pacientes.

En este sentido esta investigación revela que el 90 por ciento de los pacientes manifiestan su miedo a los efectos secundarios de este tipo de medicación; el 55 por ciento ha ingresado alguna vez en urgencias en el último año; y el 30 por ciento ha perdido algún día de trabajo o clase en los últimos seis meses.

(EUROPA PRESS SALUD)