7 de julio de 2020
11 de mayo de 2006

La Asociación Española de Artroscopia afirma que en cinco o diez años esta técnica se aplicará en todas las ciudades

LEÓN, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación Española de Artroscopia (AEA), Manuel Díez Samada, señaló que esta técnica se está implantando "poco a poco" en los hospitales españoles, de momento sólo en los de las grandes ciudades, pero que en un plazo de cinco o diez años se aplicará en todas las ciudades.

Díez Samada realizó estas declaraciones en la celebración del XXIV Congreso de la Asociación Española de Artroscopia (AEA) que se celebra hasta mañana en la capital leonesa y a la que asistirán cerca de 600 personas entre profesionales de la Medicina y la Enfermería.

La artroscopia es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que se usa para el diagnóstico y tratamiento de las dolencias de articulaciones, con menos dolor y un tiempo de recuperación hasta el 50 por ciento menor que con técnicas convencionales. Asimismo, destacó Samada, supone un ahorro del 80 por ciento de los gastos sanitarios por la importante reducción del tiempo de hospitalización.

El presidente de la AEA destacó la evolución de las nuevas técnicas en reparación de meniscos, que normalmente se extirpaban y ahora se hace todo lo posible por conservarlo "para que la rodilla no pierda esta zona importante" y evitar así la artrosis.

Para ello se utilizan técnicas como implantes de colágeno o trasplantes que ayudan a reparar el tejido dañado. Otro avance se encuentra en la aplicación de la biología celular en la reparación de lesiones de cartílagos y articulaciones.

Así, Díez Samada hizo referencia a un estudio realizado por la AEA que reflejaba que el 78 por ciento de estas intervenciones son en la rodilla, el 17 por ciento en el hombro, un tres por ciento en el tobillo y el dos por ciento restante corresponde a otras articulaciones, como puede ser la muñeca.

En España se hacen anualmente en torno a 120.000 intervenciones de este tipo y son las comunidades autónomas de Cantabria y Cataluña las que registran los niveles más elevados, con 800 operaciones por cada 100.000 habitantes.

El 24 por ciento de los especialistas en artroscopia se han formado en los centros hospitalarios donde ejercen su especialidad y que el "artroscopista medio" realiza unas 200 intervenciones al año.