5 de julio de 2020
20 de abril de 2006

El atún rojo, amenazado por las capturas ilegales

PALMA DE MALLORCA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Rojo (ICCAT) se reunió ayer en Palma de Mallorca, donde permanecerá hasta el viernes, para realizar una evaluación del estado de las poblaciones de esta especie, amenazado por las capturas "ilegales" y por la existencia de granjas de engorde, y sostuvo la necesidad de tomar medidas "drásticas" dentro de este año ya que de lo contrario se corre el riesgo de que desaparezca.

Según manifestó el observador y representante de la asociación ecologista WWF/ADENA, Raúl García, el atún rojo, actualmente se encuentra amenazado por la aparición de una nueva práctica que se ha sumado a los graves problemas de conservación de este stock, consistente en engordar y engrasar el atún en jaulas.

El responsable de WWF, apuntó que España (máximo interesado en hallar soluciones, ya que toda la zona que rodea el Mar Menor corresponde a la franja costera donde los pesqueros suministran más atún rojo para engordar) insiste en extender la veda "al menos un mes" desde el uno de julio hasta finales de agosto, en el Mediterráneo como una de las medidas "fundamentales" para conservar el atún. Así, durante estos meses no se podrá pescar, y puntualizó que es la única norma que los pescadores "ilegales" respetan, puesto que tienen que estar en el puerto y es fácil comprobar qué tipo de especies capturaron.

En este sentido, el Comité Científico del ICCAT (la organización internacional que regula las pesquerías de atún en el Océano Atlántico) pronosticó que el atún rojo sufre "gran" riesgo de colapso, dando "sólo" un margen de cinco años para poder salvar esta pesca. Por esta razón este año este organismo, tiene que tomar medidas "drásticas" para revertir la situación, ya que, en el caso contrario no "daría tiempo de recuperar estas pesquerías", señaló García.

"Si extendiéramos solamente quince días esta veda (del uno al quince de julio) estaríamos reduciendo un 30 por ciento la pesca del atún y aún seguiríamos por encima de los marcos de captura legales", puntualizó García, quien añadió que "en todo caso habría un descenso claro de este tipo de pesca y salvaguardaríamos, el 90 por ciento de la nueva generación ya que, en este periodo es cuando la especie está desovando permitiendo que se reprodujeran las crías".

Además, García, también apuntó la necesidad de adaptar la capacidad de la flota pesquera a las posibilidades de pesca asignadas actualmente. En este sentido, Francia e Italia, explicó, están incumpliendo "sistemáticamente" esta medida ya que la cantidad de barcos de que dispone sobrepasa en "gran" medida a los que realmente les correspondería (disponen alrededor de 40 embarcaciones cuando tendrían que tener cerca de 15).

El mismo observador, denunció también que la propia controversia reside en que la Unión Europea no se pone de acuerdo sobre qué medidas se deben aplicar para controlar este tipo de pesca. Además, subrayó que se debería prohibir la comercialización de este tipo de atún, y añadió que el Gobierno de Japón, entre otros, debería tomar medidas ya que el 90 por ciento de su producción se comercializa en este país.

En la misma línea coincidió la Gerente de la Asociación de Productores Pesqueros de 'Almadraba'(sistema tradicional que se define como selectivo, sostenible, responsable y pasivo de pesca que no hace nada para incrementar sus capturas naturales sino que se basa en un punto fijo), Marta Crespo, cuyo sector integra a unas 600 personas en Andalucía. "Parece una situación paradójica, puesto que siempre se acusó al sector pesquero de sobrepasarse en las capturas, y en este caso, estamos de acuerdo con la postura ecologista", expresó.

"Estamos viendo cómo las capturas con 'almadraba', descendieron un 80 por ciento en sólo seis años" y a la vez señaló que esta situación es "muy representativa" del estado en que se encuentra esta especie actualmente.

Crespo añadió que la almadraba captura aquel atún que le da por acercarse a la costa y, según especificó, representa una cantidad "ínfima" de todo el atún que pasa por el estrecho, además, sostuvo que este tipo de pesca representa alrededor de la tercera parte del conjunto de capturas que realiza la flota española.

Así, la reunión de Palma, representa un paso más donde se ha reconocido que existen problemas "gravísimos" de pesca ilegal, uso no reglamentado de avionetas para capturar atún rojo e incumplimiento "absoluto" de las cuotas y de las medidas de gestión. Las sugerencias y conclusiones que se elaboren en el encuentro de Baleares será objeto de la reunión anual de la Comisión internacional que tendrá lugar el próximo mes de noviembre en Dubrovnik.

El Secretario Ejecutivo del ICCAT, Driss Kiss, reiteró que se trata de una reunión no para tomar decisiones "definitivas" sino para discutir las medidas para elaborar un plan de gestión proporcionado a los recursos existentes. Aún así, no se mostró pesimista ante la posibilidad de que pueda desaparecer este tipo de pesca.

"Es verdad que existe un abuso y capturas excesivas pero por norma existe un respeto de las medidas y teniendo en cuenta las cifras que manipula la Comisión internacional no hay ninguna exageración", concluyó Kiss.