12 de julio de 2020
19 de enero de 2006

El Ayuntamiento de Palma de Marllorca estudia utilizar energía solar para producir agua caliente sanitaria

El Ayuntamiento de Palma de Marllorca estudia utilizar energía solar para producir agua caliente sanitaria

PALMA DE MALLORCA, 19 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Palma realizará un estudio los próximos tres meses para analizar la viabilidad del uso de la energía solar para la producción de agua caliente sanitaria en Palma, una iniciativa con la que, en colaboración con el Govern, pretende fomentar el uso de energías renovables y difundir entre la población los beneficios medioambientales y económicos que se derivan.

Así lo contempla un convenio firmado hoy por la alcaldesa de Palma, Catalina Cirer, y el conseller de Comercio, Industria y Energía, Josep Cardona, por el cual el Ayuntamiento se comprometió a divulgar en colegios, asociaciones de ciudadanos y otras entidades de Palma las ventajas que supone para la ciudadanía del uso de energías renovables.

Según señaló Cirer, este convenio responde a la necesidad de "impulsar mecanismos de eficiencia y ahorro energético desde los diferentes órganos administrativos". Por ello, el Ayuntamiento promulgará una ordenaza municipal de energía solar térmica que regulará la incorporación de sistemas de aprovechamiento energético en edificios y construcciones de Palma, "a fin de adaptarnos, en la medida de lo posible, a la normativa europea".

En este sentido, el conseller Josep Cardona destacó la importancia de que el Ayuntamiento "predique con el ejemplo" mediante la realización de campañas de sensibilización ciudadana y con el establecimiento de una normativa, que en el futuro, "trasladaremos a nivel autonómico".

Asimismo, el Consistorio realizará un segundo estudio basado en datos anuales de consumo energético, para determinar mediante un cálculo aproximado, la inversión necesaria para implantar sistemnas de energía solar en los edificios de Palma.

El objetivo es adaptar las nuevas tecnologías en materia energética "allí donde sea posible hacerlo", ya que "no todos los edificios de la ciudad están preparados para ello".

Cirer y Cardona coincidieron en que con estas políticas activas de cariz divulgativo y legislativo se conseguirá una reducción "muy importante" de emisiones de CO2, así como un ahorro energético, en los casos que se instalen sistemas de energía solar, superior al 30 por ciento.

El convenio suscrito hoy entre las administraciones se enmarca dentro de los Planes de Impulso de Energías Renovables (PIER) y de Eficiencia y Ahorro Energético aprobados por el Govern en octubre de 2005.