8 de julio de 2020
31 de marzo de 2006

Los bebes prematuros y con bajo peso poseen un mayor riesgo de padecer parálisis cerebral

CORDOBA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los bebes prematuros y con un peso inferior a los 1,5 kilogramos al nacer poseen un mayor riesgo de padecer parálisis cerebral, según destacó hoy el jefe de servicio de Pediatría, Críticos y Urgencias Infantiles del Hospital Reina Sofía de Córdoba, Juan Luis Pérez Navero.

En el marco de la 'IV Reunión Anual de la Asociación Andaluza de Neurociencias del Desarrollo (ANDA): Parálisis Cerebral Infantil', encuentro en el que se están dando cita alrededor de un centenar de especialistas andaluces, este experto explicó que el incremento de la supervivencia en niños nacidos antes de los nueve meses, unido al aumento de prematuros y de los embarazos gemelares múltiples, que dan lugar a recién nacidos de bajo peso, "elevan la incidencia de esta patología".

De igual modo, achacó este aumento del riesgo a otros factores de riesgo como la falta de oxígeno al nacer y a la desnutrición antes del nacimiento. Por ello, indicó que la Unidad de Neuropediatría del hospital cordobés aplica un protocolo de detección precoz de esta patología en recién nacidos, "que facilita un tratamiento inicial adecuado a niños afectados o con factores de riesgo".

En concreto, el Reina Sofía diagnostica anualmente alrededor de 30 nuevos casos de parálisis cerebral, patología que se sitúa como la discapacidad motora más frecuente en el niño, estando en seguimiento y controlados en este hospital actualmente 150 niños.

Las estadísticas señalan que unas 50.000 personas tienen esta enfermedad en España, siendo la prevalencia de dos casos por cada millar de recién nacidos vivos, cifras que se elevan hasta el 60 por mil entre la población de riesgo.

Por su parte, el responsable de la Unidad de Neuropediatría del Reina Sofía y organizador de este encuentro, Rafael Camino, explicó que este encuentro se estructura en cuatro mesas redondas. En la primera de ellas se están analizando las causas, factores de riesgo y manifestaciones clínicas de la patología, mientras que en la segunda se debaten los métodos diagnósticos y ambas se desarrollarán esta tarde.

Ya en la jornada de mañana, estos expertos abordarán la comorbilidad asociada a la parálisis cerebral y la última mesa redonda estará dedicada a los diferentes tratamientos y al papel de la asociación de parálisis cerebral (Acpacys).

PATOLOGÍAS ASOCIADAS

Los trastornos asociados a la parálisis cerebral, que tienen un fuerte peso en el pronóstico y calidad de vida del enfermo, también serán objeto de estudio en esta reunión. Entre estas complicaciones destacan el retraso mental, que se registra entre el 30 y el 50 por ciento de los casos, la epilepsia (en el 30% de casos), déficit sensoriales como alteraciones visuales (en el 11%) y defectos auditivos (en el 8%).

La parálisis cerebral es la consecuencia de una lesión o agresión cerebral que se produce cuando este tejido aún se encuentra en desarrollo y las principales consecuencias son trastornos motores (de la postura y del movimiento) que llevan a limitaciones en la vida diaria de la persona dependiendo del grado de parálisis.

(EUROPA PRESS)