6 de julio de 2020
19 de julio de 2006

Los cambios y suplementos en la dieta podrían no beneficiar a los pacientes de cáncer, según estudios

Los cambios y suplementos en la dieta podrían no beneficiar a los pacientes de cáncer, según estudios

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los cambios y suplementos en la dieta podrían no beneficiar a los pacientes de cáncer, según dos estudios de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y del Instituto de Investigación del Cáncer de Beijing (China) respectivamente que se publican en la revista 'Journal of the National Cancer Institute'.

El estudio del Reino Unido que analiza 59 ensayos clínicos descubrió escasas pruebas de que la dieta está asociada con la supervivencia o progresión del cáncer. Los científicos utilizaron una base de datos para identificar los ensayos que investigaban los efectos de diverso rango en tratamientos nutricionales seguidos por pacientes con un diagnóstico previo de cáncer o lesiones precancerosas.

Los investigadores sugieren que estas investigaciones proporcionan pocas pruebas de que los tratamientos específicos tengan algún efecto sobre la supervivencia sin la enfermedad, la mortalidad o la recurrencia. Señalan que el impacto de la mayoría de intervenciones nutricionales no se puede considerar fiable debido al limitado número de ensayos, muchos de ellos pequeños o de baja calidad.

Los autores señalan que los grandes gastos personales en suplementos y modificaciones dietéticas realizados por los pacientes demuestran la necesidad urgente de comprender qué efectos existen en la evolución del cáncer. Los investigadores explican que los pacientes con cáncer necesitan estar mejor informados sobre la dieta ya que es una de las áreas de su vida que pueden considerar como controlable.

El estudio dirigido por la institución de Beijing en adultos chinos mostró que el ajo y los suplementos vitamínicos no redujeron la prevalencia de lesiones precancerosas o cáncer gástrico, pero el tratamiento para eliminar la 'Helicobacter pylori', una bacteria que provoca cáncer gástrico, podría limitar la progresión de estas lesiones al cáncer y reducir su prevalencia.

Los investigadores evaluaron a 3.365 chinos de entre 35 y 64 años de edad del Condado de Linqu, donde el cáncer gástrico provoca el 42 por ciento de todas las muertes y la bacteria 'H. pylori' se encuentra presente en el 67 por ciento de los adultos. Los individuos fueron asignados de forma aleatoria a varias combinaciones de tres tratamientos o a placebo. Las intervenciones consistían en antibióticos para la bacteria; suplementos a largo plazo de vitamina E, C y selenio; o suplementos a largo plazo de ajo. Los investigadores volvieron a evaluar a los pacientes en 1999 y 2003.

Los autores del estudio descubrieron que el uso único de los antibióticos amoxicilina y omeprazole para tratar la infección por 'H. pylori' redujo la gravedad y progresión de las lesiones gástricas precancerosas. Los datos también sugirieron, aunque no probaron, que el tratamiento de antibióticos redujo la incidencia del cáncer gástrico. Los suplementos de vitaminas y ajo no tuvieron efecto sobre la incidencia del cáncer gástrico o la progresión de las lesiones precancerosas.

Los investigadores señalan que el tratamiento de 'H. pylori' reduce la prevalencia de las lesiones gástricas precancerosas y que podría reducir la incidencia del cáncer gástrico y que los suplementos a largo plazo de vitaminas y ajo no tienen efectos beneficiosos.