7 de julio de 2020
24 de abril de 2006

Casi el 30 por ciento de los casos de epilepsia no están controlados, según un experto

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Entre el 25 y el 30 por ciento de los casos de epilepsia no están controlados, según el doctor Antonio Gil-Nagel, director del Programa de Epilepsia del Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional de Madrid. Se estima que en España hay alrededor de 400.000 personas que padecen epilepsia.

Con el objetivo de realizar una puesta al día del diagnóstico, tratamiento y mejora de la calidad de vida del paciente con epilepsia se celebra en Madrid la reunión 'Hacia el tratamiento integral de la Epilepsia', organizada por Novartis y el Instituto de Formación Novartis.

Entre los principales avances, los expertos destacaron el desarrollo de las técnicas diagnósticas, como la resonancia magnética de alta resolución y los estudios de vídeo EEG; los nuevos fármacos que se toleran mejor y contribuyen a mejorar la calidad de vida de los pacientes, y el avance en la cirugía de epilepsia.

El doctor Samuel Wiebe, jefe de la División de Neurología del Departamento de Neurociencias de la Universidad de Calgary (Canadá), explicó que España tiene acceso a casi todos los avances tecnológicos que se utilizan en el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad, incluyendo la cirugía de epilepsia. Sin embargo, consideró que sería útil mayor difusión y conocimiento "acerca del tremendo problema que representa la epilepsia, así como sobre la disponibilidad de nuevos tratamientos".

RETOS

Entre los retos, el doctor Wiebe destacó el acceso a atención médica y a fármacos en los países en vías de desarrollo, donde la epilepsia es altamente prevalente. En el caso de los países desarrollados, destacó la necesidad de educar a la sociedad y al sistema sanitario respecto a los beneficios de la cirugía de epilepsia. En su opinión, el desafío es encontrar terapias que curen la epilepsia ya que actualmente los fármacos controlan crisis pero no curan. "Las terapias curativas son un desafío formidable, pero, por otra parte, los tratamientos tempranos y con un bajo nivel de efectos indeseables son metas mucho más realistas", dijo.

El reto principal, según el doctor Wiebe, es la habilidad de seleccionar el fármaco óptimo para el paciente. "Ésto requiere de los profesionales familiaridad con el uso de los diversos fármacos y también conocimiento adecuado sobre los mecanismos de acción, así como sobre la interacción con otros medicamentos", dijo. Por su parte, el doctor Gil-Nagel señaló que el objetivo mayor es contar con tratamientos específicos para cada tipo de epilepsia. "Hay que desterrar la idea de un tratamiento universal y centrarse en la búsqueda del tratamiento más adecuado para cada paciente", dijo.

Por último, la doctora Mar Carreño, responsable de la Unidad de Epilepsia del Hospital Clínic de Barcelona, dijo que en España existen pocas unidades especializadas en el abordaje multidisciplinar de la epilepsia. Además, señaló que en los últimos años se está dando mucha mportancia a aspectos que empeoran la calidad de vida de estos pacientes, como la depresión o los efectos adversos de los fármacos.