6 de julio de 2020
24 de mayo de 2006

Casi la mitad de los enfermos renales llega tarde al nefrólogo, lo que aumenta un 70% el riesgo de morir, según expertos

BARCELONA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

Entre una cuarta parte y la mitad de los españoles con problemas crónicos de riñón llega tarde a la consulta del nefrólogo, hecho que aumenta un 70% el riesgo de mortalidad, según pusieron de manifiesto hoy expertos en el marco de la VIII Jornada de Nefrología y Atención Primaria, celebrada hoy en Barcelona por la Fundación Puigvert.

Según los especialistas, este hecho se debe a que los síntomas de la enfermedad no se presentan hasta las fases más avanzadas de la dolencia, por lo que es difícil poder hacer un diagnóstico precoz.

Este retraso en visitar al nefrólogo provoca que la mortalidad entre estos enfermos sea un 70% más alta que entre los que reciben el tratamiento a tiempo.

Por este motivo, los especialistas recomendaron llevar a cabo controles periódicos --análisis de sangre y de orina- entre la población de riesgo, compuesta por personas mayores, hipertensas, diabéticas, con obesidad y problemas cardiovasculares, entre otros.

Se calcula que cuatro millones de españoles presentan insuficiencia renal crónica, una prevalencia que cada año aumenta entre un 4% y un 5%. Además, se estima que un 12% de la población --unos dos millones de personas-- podrían sufrir esta enfermedad.

En Catalunya, las cifras son similares a las del resto de España.

Al parecer, el número de enfermos con insuficiencia renal crónica que reciben tratamiento se incrementa un 4% anualmente. Por otro lado, unos 300.000 catalanes sufren problemas de riñón moderados.

En opinión de los expertos, este progresivo aumento de enfermos de riñón se debe fundamentalmente a la mayor esperanza de vida de la población, al aumento de la incidencia de los problemas cardiovasculares, hipertensión y diabetes.

También cabe tener en cuenta factores tan extendidos en la sociedad actual como la obesidad, el tabaco, el alcohol y el sedentarismo.