7 de julio de 2020
27 de junio de 2006

Casi la mitad de las personas que padecen trastornos de sueño sufren enfermedades neurodegenerativas

Casi la mitad de las personas que padecen trastornos de sueño sufren enfermedades neurodegenerativas

BARCELONA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un 45% de las personas que padecen trastornos de conducta de sueño en su fase más profunda sufren enfermedades neurodegenerativas, entre siete y diez años después de manifestar este trastorno, según apunta un estudio, impulsado por investigadores del Hospital Clínic de Barcelona.

La investigación, que será publicada en portada del próximo número de la reconocida revista 'The Lancet Neurology', constata que comportamientos "anormales" durante la fase más profunda del sueño, conocida como fase REM, "pueden ser un marcador precoz de enfermedades neurodegenerativas", explicó el coordinador del estudio, Álex Iranzo.

La muestra del estudio se ha basado en un total de 44 pacientes diagnosticados entre 2001 y 2003, en su mayoría hombres mayores de 60 años, y todos ellos con alteraciones de conducta durante el sueño REM, no causada inicialmente por otra enfermedad. Asimismo, el 45% de éstos desarrolló una enfermedad neurodegenerativa entre siete y diez años después, según Iranzo.

PARKINSON, DEMENCIA DE LEWY Y DETERIOROS COGNITIVOS LEVES.

De hecho, algunas de las enfermedades neurodegenerativas diagnosticadas son el Parkinson, la demencia con cuerpos de Lewy, la atrofia multisistémica y deterioros cognitivos leves.

Iranzo, perteneciente a la Unidad multidisciplinar del sueño del Hospital Clínic, puso de manifiesto que algunos de los trastornos de conducta de sueño provocan "conductas anormales" mientras se duerme tales como "gesticulaciones", "puñetazos", "patadas", "gritos", "golpes a la mesita de noche", "incorporarse y caer de la cama", "llorar", "gemir" y, en algunos casos, "andar".

Estos comportamientos, no siempre, revelan un trastorno que se caracteriza por una contracción de los músculos durante el periodo del sueño en el que "el cuerpo debería estar más relajado". Ello podría ser debido a "núcleos del cerebro" y del sistema nervioso "no funcionan correctamente", precisó Iranzo.

Según Iranzo, esta prevalencia del 45% es mayor a la esperada en una población de la misma edad y sexo, que el especialista cifró en un 1%. Por otra parte, la incidencia de los trastornos del sueño en toda la población es de menos del 0,5%.

Para mitigar los efectos provocados por los trastornos del sueño existen fármacos. No obstante, su administración, efectuada al grupo de estudio, no elude la aparición de las enfermedades neurodegenerativas posteriormente, señaló Iranzo.

No obstante, estos resultados indican la importancia de administrar en un futuro fármacos neuroprotectores a los pacientes con trastorno de sueño que todavía no han desarrollado la enfermedad.

(EUROPA PRESS SALUD)