5 de julio de 2020
1 de febrero de 2006

CE admite que adoptó la decisión de prohibir artes de enmalle sin informes científicos

CE admite que adoptó la decisión de prohibir artes de enmalle sin informes científicos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El comisario europeo de Pesca, Joe Borg, admitió ayer que la Comisión Europea adoptó la decisión de prohibir a partir del 1 de febrero el uso de rascos y volantas en fondos superiores a 200 metros de profundidad en las aguas del oeste de Escocia e Irlanda sin contar con informes científicos de sus servicios ni estudios sobre su impacto socioeconómico.

Así lo aseguró el eurodiputado gallego del PP Daniel Varela, quien indicó que en respuesta a sus preguntas en una comparecencia ante la Comisión de Pesca del Parlamento Europea, Borg reconoció que los únicos informes científicos utilizados para hacer las propuestas son "externos", realizados por científicos noruegos y que no se elaboró ningún tipo de estudio sobre el impacto socieconómico que puede tener esta medida, "a pesar de que hay más de 90 barcos faenando en esta zona con estas artes desde hace más de 20 años", recriminó Varela.

Según precisó el eurodiputado gallego, Borg también admitió que la decisión era "parcial" y que podía plantear problemas de competencia desleal, toda vez que la prohibición se reduce a estas aguas y no a otras colindantes, como la zona oriental del Canal de la Mancha. No obstante, adujo que había que tomar una decisión rápida porque había "presiones".

El eurodiputado Daniel Varela criticó con dureza tanto la medida como las condiciones en las que se ha adoptado la decisión y denunció la "incapacidad" del Gobierno español para frenar una medida que "condena al paro, de la noche a la mañana, a las tripulaciones de 90 barcos".

MEDIDA PROVISIONAL

Por su parte la eurodiputada socialista Rosa Miguélez, destacó que en respuesta a una pregunta realizada a Borg sobre la prohibición de estas artes, el comisario de Pesca le señaló que se trata de una medida "provisional".

Además, le indicó que la comisión considera que hay que ver esta prohibición como una medida "transitoria" hasta que se consiga la regulación de la actividad de las artes de enmalle de fondo.

En su intervención, Miguélez recordó al comisario el importante número de trabajadores embarcados en esta flota, que cifró en 1.200 y la "incertidumbre" que esta medida arroja sobre su futuro y el e sus familias.