8 de julio de 2020
9 de marzo de 2006

Un centro camerunés avanza en el desarrollo de una vacuna contra el contagio del sida a través de la lactancia

ROMA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un centro de investigación sobre el sida de Yaundé (capital de Camerún) ha conseguido importantes avances en la experimentación de una vacuna contra la infección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) a través de la leche materna. En caso de dar buenos resultados, esta vacuna podría llegar, a finales de este mismo año, a cientos de madres y recién nacidos gracias a la colaboración de un laboratorio farmacéutico indio, según informó hoy un responsable del centro a la agencia misionera de noticias MISNA.

En el centro, inaugurado la semana pasada, trabajan investigadores italianos junto a cameruneses formados en Italia. "El proyecto comenzó hace tres años. La fase preclínica ha concluido, concretamente las pruebas con animales, necesarias para el lanzamiento de la experimentación" con humanos, explicó a MISNA el coordinador italiano del centro, Vittorio Colizzi, inmunólogo de la Universidad 'Tor Vergata' de Roma.

"En los próximos meses, un laboratorio farmacéutico con sede en India, que produce vacunas para los países en vías de desarrollo, elaborará el prototipo de la vacuna", prosiguió. "En cuanto esté preparada, comenzará en Roma la primera fase clínica y se experimentará con voluntarios adultos", añadió.

"Si los resultados nos dan la razón, la vacuna podría ser probada en cientos de recién nacidos de madres seropositivas", algo que podría ocurrir "de aquí a final de año", aseguró el inmunólogo.

En Camerún, la esperanza de vida apenas alcanza los 48 años, precisamente a causa del sida. El 10 por ciento de las mujeres son seropositivas y cientos de miles de niños son contaminados cada año a través de la lactancia, en la que el riesgo de contagio es del 30 por ciento.

"Hemos decidido abrir un centro de investigación en Camerún porque en este país hay una gran diversidad viral: si la vacuna funciona aquí, es más probable que lo haga en otros lugares", señaló Colizzi.

"Aparte de experimentar la vacuna contra la contaminación mediante la leche materna, el personal facilitará terapias antirretrovirales (ARV) y se centrará en el estudio de la prevención", añadió.

El centro, que tiene el nombre de la esposa del presidente, Chantal Biya, está financiado por la organización gubernamental local Sinergias Africanas contra el Sida y el Sufrimiento, así como por organismos italianos y por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).