7 de julio de 2020
19 de agosto de 2006

Científicos de la Arrixaca estudian la exposición e ingesta de mercurio en embarazadas y niños

Científicos de la Arrixaca estudian la exposición e ingesta de mercurio en embarazadas y niños

MURCIA, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cerca de 800 niños y 200 embarazadas participarán de forma voluntaria en el proyecto de investigación clínica epidemiológica 'Hermes: Evaluación de la exposición e ingesta de mercurio y metilmercurio durante el embarazo y en la población infantil de la Región de Murcia', que se realiza para poder conocer y estudiar el impacto de los contaminantes ambientales sobre la salud de los niños pequeños.

Las principales fuentes de exposición durante el embarazo y en niños son las amalgamas dentales y algunos alimentos, como el pescado que es la principal fuente de metilmercurio en la dieta, indicaron desde la secretaría general de la Presidencia y Relaciones Externas.

El proyecto, que es pionero en España, lo coordina la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca, cuenta con la participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través del Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos de Valencia (IATA) y la Sociedad de Pediatría del Sureste de España en Murcia, y está financiado por la empresa Hero S.A.

Algunos de los niños serán observados desde la gestación hasta los primeros años de vida para evaluar su desarrollo neurológico en relación a las exposiciones a lo largo del embarazo.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria reconoce los efectos tóxicos del metilmercurio sobre el aprendizaje y el sistema nervioso fetal e infantil, pero admite que los datos de ingesta de metilmercurio son muy limitados.

El responsable de la Unidad de Salud Medioambiental Pediátrica de la Arrixaca, el doctor Juan Antonio Ortega, defiende la necesidad de cuantificar las concentraciones de metilmercurio en la ingesta diaria de los niños y embarazadas y que se valore de forma conjunta tanto los beneficios nutricionales como los riesgos potenciales.

Y es que en España, según las mismas fuentes, "se carece de datos fiables en poblaciones sensibles (embarazadas y niños pequeños) por lo que es necesario evaluar de forma objetiva la situación y establecer recomendaciones específicas, trabajo que se va a llevar a cabo gracias al Proyecto Hermes".