7 de julio de 2020
2 de febrero de 2006

La Comisión Europea aprueba la primera insulina inhalada humana para el tratamiento de la diabetes

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La compañía biomédica Pfizer hizo público ayer que la Comisión Europea ha aprobado el uso de insulina humana inhalada para el tratamiento de la diabetes tanto de tipo 1 como tipo 2. Se trata de la primera insulina inhalada y, por tanto no inyectable, que se aprueba desde el descubrimiento de esta sustancia en los años veinte y representa uno de los mayores avances registrados en el tratamiento de la diabetes.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes ha alcanzado proporciones epidémicas y, sólo en Europa, afecta ya a aproximadamente a 48 millones de personas, de los que más de 2,5 millones están en España. Los pacientes con diabetes a menudo sufren de complicaciones graves asociadas a la falta de control del azúcar en sangre y que incluyen ataques al corazón, amputaciones, ceguera y fallo renal. Los costes directos sobre el sistema sanitario asociados con la diabetes se calculan en unos 286.000 millones de dólares a nivel mundial, aunque la mayoría de estos costes están relacionados con el tratamiento de las complicaciones.

Desde su descubrimiento, la insulina ha sido la terapia que mejores resultados ha ofrecido en el tratamiento de la diabetes. Con el objetivo de conseguir un estricto control del azúcar en sangre, la insulina a menudo se administra antes de las comidas para simular así la respuesta natural del cuerpo a los alimentos. Tanto los profesionales de la salud como los propios pacientes han sido siempre reacios a iniciar o intensificar la terapia con insulina a causa de la necesidad de tener que inyectarla diariamente.

"La insulina humana inhalada es la primera de una nueva categoría de medicamentos que va a marcar un antes y un después en el tratamiento de la diabetes, una enfermedad que tiene un enorme coste humano y económico a nivel mundial", ha manifestado el presidente de Pfizer, Hank McKinnell. "La incidencia mundial de la diabetes está alcanzado unas dimensiones epidémicas. Millones de pacientes no están alcanzando ni manteniendo unos niveles aceptables de azúcar en sangre, a pesar de las nuevas terapias disponibles. La insulina humana inhalada va a solucionar una enorme necesidad médica ofreciendo una alternativa altamente efectiva y libre de agujas para manejar esta compleja y debilitante patología".

LA PRIMERA DE UNA NUEVA GENERACIÓN

La insulina humana inhalada es una formulación en forma de polvo seco de acción rápida de la insulina humana. Se inhala por la boca antes de las comidas gracias a un dispositivo fácil de utilizar que no requiere ni pilas ni ser conectado a la red eléctrica. El dispositivo, que pesa algo más de 100 gramos y que viene a ser del tamaño de una funda de gafas, está diseñado para administrar una dosis precisa de insulina en cada aplicación.

Este medicamento es el resultado de uno de los programas de innovación más rigurosos que se han llevado a cabo sobre diabetes y que han supuesto una inversión para Pfizer de más mil millones de dólares. Pfizer ha invertido, además, en dos instalaciones punteras con el objetivo de que los pacientes se beneficien lo antes posible de la insulina humana inhalada. Una de ellas es la mayor planta de fabricación de insulina a nivel mundial y está ubicada en Frankfurt (Alemania), mientras que la de Terre Haute (Indiana, EEUU) aplica la última tecnología, muy por delante de las exigencias de la normativa.

"Son realmente muy buenas noticias tanto para los pacientes como para los profesionales de la salud. Es un verdadero hito a nivel clínico y científico el hecho de ser capaces de administrar insulina sin necesitar agujas", ha manifestado Chantal Mathieu, profesor de Endocrinología de la Universidad de Lieja (Bélgica). "Los especialistas pueden ahora asumir nuevos retos al no existir el miedo de los pacientes a inyectarse, lo que hasta la fecha era la única manera posible de administrar insulina. Con este nuevo medicamento, los pacientes tienen otra oportunidad de conseguir controlar sus niveles de azúcar en sangre así como de tomar un papel activo en el control de esta complicada enfermedad."

Este medicamento es fruto de la colaboración entre Pfizer y Nektar Therapeutics. Pfizer ha alcanzado recientemente un acuerdo con sanofi-aventis para adquirir los derechos a nivel mundial de la nueva insulina. Las dos compañías formaban una alianza mundial para desarrollar, promocionar y producir conjuntamente este medicamento.

La insulina humana inhalada ha sido aprobada en la Unión Europea para el tratamiento de pacientes adultos con diabetes mellitas tipo 2 no adecuadamente controlados con agentes antidiabéticos orales y que requieran terapia con insulina. Además, está también indicada para el tratamiento de pacientes diabéticos adultos tipo 1 en combinación con insulina subcutánea de acción prolongada o intermedia en los que los beneficios potenciales de añadir insulina inhalada superen los posibles aspectos de seguridad.

Este nuevo medicamento está pendiente de aprobación en los Estados Unidos. En septiembre del 2005, el Comité Asesor de la FDA americana recomendó que fuese aprobado para el tratamiento de la diabetes de tipo 1 y tipo 2 en adultos.