11 de julio de 2020
4 de septiembre de 2006

La comunidad científica cuestiona el invento de la 'polipíldora' contra el infarto

La comunidad científica cuestiona el invento de la 'polipíldora' contra el infarto

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Distintos miembros de la comunidad científica cuestionaron hoy el invento de una 'polipíldora' contra el infarto que aglutine en un formato los tres componentes principales que un enfermo coronario o con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares debe consumir, todo con un coste menor y una mayor facilidad en su ingestión.

Los principales compuestos de la píldora son la aspirina, la estatina y un inhibidor de la ECA, que son tres fármacos adecuados para la gran mayoría de los pacientes con antecedentes de enfermedad cardiovascular. El 'multifármaco', que podría ser fabricado por un laboratorio español, está previsto que llegue a España antes del año 2010.

Este proyecto, promovido por el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), con apoyo de la Federación Mundial del Corazón (FMC) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS), fue explicado por el cardiólogo catalán Valentí Fuster en el marco del Congreso Mundial de Cardiología, que se celebra en Barcelona.

En declaraciones a Europa Press, el director de la Unidad de Cardiología del Hospital Clínic de Barcelona, Xavier Bosch, explicó que "la mayoría de la comunidad científica está en contra" de este experimento "porque es la antítesis de lo que se hace en medicina", ya que "tú nunca puedes dar una dosis fija de un fármaco puesto que cada persona necesita una dosis diferente".

PROBLEMAS CON LAS DOSIS

Bosch observó que "el problema de la dosis no se daría con la aspirina, probablemente tampoco con la estatina si se cubriera una dosis alta para bajar el colesterol", pero sí con el resto de componentes, que podría ser más de uno, explicó.

Este nuevo concepto ya "creó controversias" entre la comunidad científica internacional y, de hecho, "en el congreso de cardiología de Estocolmo hubo una sesión dedicada a este tema y en el que participaron antagonistas y defensores" de la 'polipíldora', explicó Bosch, al tiempo que subrayó que "todo está por ver".

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), Luís Alonso Pulpón, afirmó que se trata de una "muy buena idea", pero un tanto "cuestionable" porque "no todos los enfermos necesitan los mismos fármacos", observó, al tiempo que mostró sus "reticencias".

A su vez, señaló que se trata de algo "muy bueno" específicamente para la prevención de enfermedades coronarias en personas con "riesgo moderado o alto". Sin embargo, "todavía está por demostrar la eficacia del tratamiento", destacó, en declaraciones a Europa Press.

OPINIÓN DE LA COMUNIDAD FARMACÉUTICA

Por otra parte, la vocal adjunta del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona (COFB) Maria Teresa Bassons subrayó que se trata de una "buena solución" para "pacientes concretos que necesiten los componentes de este medicamento con estas dosis".

En cualquier caso, "siempre se ha dicho que es mejor dosificar", pero en el caso de "pacientes polimedicados como la gente mayor" podría facilitar en mucho el "cumplimiento" de la medicación, que constituye "uno de los principales éxitos del tratamiento", señaló Bassons en declaraciones a Europa Press.