12 de julio de 2020
1 de febrero de 2006

La construcción del Instituto de Investigación Biomédica de Sevilla comenzará después del verano

SEVILLA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

Las obras de construcción del futuro Instituto de Investigación Biomédica de Sevilla (IBIS), que tendrán un coste de 8,5 millones de euros, comenzarán "tras concluir el verano" del presente año, según anunció ayer Joseba Barroeta, el director gerente del complejo hospitalario Virgen del Rocío, espacio donde se asentará el futuro edificio.

Al hilo de ello, el coordinador de este proyecto, futuro director del IBIS y catedrático de Fisiología de la Universidad de Sevilla, el profesor José López Barneo, destacó la importancia de un edificio de estas características "que cuando esté a pleno rendimiento permitirá albergar entre 250 y 300 investigadores en biomedicina".

López Barneo subrayó, en declaraciones a Europa Press, la capacidad de una obra civil "que dispondrá de una superficie de 7.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas", si bien avanzó que para esta obra se prevé también construir una planta semisótano destinada, en un principio, para aparcamiento "aunque no descartamos que más tarde la podamos utilizar como almacén de los trabajos que ensayemos".

En cuanto al plazo previsto para finalizar la obra, este experto aclaró que la obra no podrá dilatarse más allá del primer semestre de 2008, fecha tope que impone los fondos europeos Feder, "que financian el 70 por ciento de los 8,5 millones de euros", ya que, de lo contrario, "estos fondos podrían ser retirados".

Respecto a la partida presupuestaria, López Barneo destacó que el 30 por ciento restante de los 8,5 millones destinados a la obra civil son financiados por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, si bien adelantó que la Consejería de Salud está estudiando "habilitar una partida adicional hasta alcanzar los 10,5 millones de euros de coste final de la obra".

López Barneo, quien aclaró que en el capítulo de equipamiento no habrá problema "ya que disponemos de todo el material necesario", detalló que cuando el IBIS este concluido "el coste básico de su funcionamiento anual rondará los 1,5 millones de euros, al margen de los salarios de los investigadores".

El futuro director del IBIS, cuyo mandato será por cuatro años, precisó, con todo, que el convenio para la creación del centro "está aún pendiente". En concreto, en este proyecto participan las consejerías de Salud e Innovación, Ciencia y Empresas, además de la Universidad de Sevilla y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), organismo éste último que aportará "parte del equipamiento".

AREAS DE INVESTIGACION

López Barneo destacó que el IBIS será un centro multidisciplinar que dispondrá con cuatro grandes áreas de conocimiento. En concreto precisó a Europa Press que las áreas donde se trabajen serán "neurociencias, investigación cardiovascular, biología molecular y cáncer, y patologías infecciosas". Además, subrayó que el centro dispondrá de un área de terapia celular "que trabajará en horizontal, es decir, que cubrirá las necesidades de las cuatro grandes áreas de investigación reseñadas".

Además, explicó que sus trabajos se centrarán en la investigación básica, "es decir en el nivel molecular y celular que es fundamental para su posterior traslación a la práctica y desarrollo clínico".

Por último, este investigador subrayó la importancia de un centro "que Sevilla pedía a gritos" y que, además, "será un aliciente más que que nuestros investigadores no se marchen a otros países para hacer carrera".

Al hilo de ello, abogó por impulsar centro del tipo en otras provincias "como Málaga, Córdoba o Granada", si bien reconoció el papel de la Administración andaluza con las recientes impulsos en esta investigación. Así, y a modo de ejemplo, recordó el futuro Centro Andaluz de Biología Molecular y Medicina Regenerativa (Cabimer), que se asentará en La Cartuja de Sevilla.