11 de julio de 2020
28 de marzo de 2006

El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal, según estudio

El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal, según estudio

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El consumo de alcohol y tabaco están asociados con un inicio precoz del cáncer colorrectal y también con la ubicación de los tumores, según un estudio de la Universidad Norhwest (Estados Unidos) que se publica en 'Archives of Internal Medicine'.

Los expertos explican que el cáncer colorrectal es la segunda causa de mortalidad debida al cáncer. El control de los pacientes asintomáticos es un sistema importante para reducir esta mortalidad, ya que cuando los pacientes comienzan a experimentar los síntomas el cáncer podría haber llegado a un punto en el que no existe curación. Los especialistas recomiendan a los pacientes pasar por análisis a los 50 años. Sin embargo, podrían recomendar dichas pruebas a edades más precoces cuando existan ciertos factores de riesgo como los antecedentes familiares.

Los científicos examinaron los registros de 161.172 pacientes con cáncer colorrectal para evaluar si ciertos factores de riesgo, como el consumo de tabaco y alcohol, deberían ser tenidos en cuenta a la hora de considerar revisiones. Analizaron la relación entre el consumo de estas sustancias y la edad de inicio del cáncer de colon así como su ubicación, distal o proximal.

Los pacientes que fueron clasificados como consumidores de tabaco o alcohol, definidos como aquellos que habían fumado o bebido alcohol en el año anterior, desarrollaron cáncer a edades más jóvenes que aquellos que no fumaban o bebían. Los consumidores que consumían estas sustancias en el momento del estudio desarrollaron cáncer una media de 7,8 años antes que aquellos que nunca habían fumado o bebido alcohol.

Los investigadores también descubrieron que aquellos que nunca habían fumado pero sí habían tomado alcohol o aquellos que habían bebido pero no fumado fueron una media de 5,2 años más jóvenes cuando se les realizó el diagnóstico de cáncer que los que ni fumaron ni bebieron nunca.

Además, el consumo de alcohol y tabaco estaba asociado con una mayor probabilidad de tumores colorrectales distales, aunque las mujeres en todas las categorías fueron menos propensas a tener cáncer distal que los hombres.

(EUROPA PRESS SALUD)