7 de julio de 2020
28 de febrero de 2006

El consumo de cacao se asocia con una menor tensión arterial y un menor riesgo de mortalidad

El consumo de cacao se asocia con una menor tensión arterial y un menor riesgo de mortalidad

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un estudio realizado en hombres de la tercera edad indica que comer o beber cacao está asociado con una menor tensión arterial y un menor riesgo de mortalidad, según un estudio del Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente de Bilthoven (Holanda) que se publica en la revista 'Archives of Internal Medicine'.

Los expertos explican que el cacao se ha asociado con los beneficios en la salud cardiovascular desde al menos el siglo XVIII, pero los investigadores están empezando ahora a recopilar pruebas científicas de estas propiedades beneficiosas. El cacao contiene elementos químicos llamados 'flavan-3-ols' que han sido asociados con una menor presión sanguínea y un mejor funcionamiento de las células que cubren los vasos sanguíneos.

Los científicos examinaron la relación del cacao con la salud cardiovascular en 470 hombres de entre 65 y 84 años. Los hombres se sometieron a exámenes físicos y fueron entrevistados sobre su consumo dietético cuando iniciaron el estudio en el año 1985 y en las visitas de seguimiento en 1990 y 1995. Los investigadores entonces los situaron en tres grupos sobre la base de su nivel de consumo de cacao. La información sobre sus enfermedades posteriores y mortalidad se obtuvieron de datos hospitalarios y registros nacionales.

Durante los siguientes 15 años, los hombres que consumían cacao de forma regular tuvieron una menor presión arterial en comparación con aquellos que no lo tomaban. A lo largo del estudio, murieron 314 hombres, 152 debido a enfermedades cardiovasculares.

Los hombres del grupo con un mayor consumo de cacao fueron la mitad de propensos que los otros a morir de enfermedad cardiovascular. Su riesgo se mantuvo se mantuvo más reducido aun cuando se tuvieron en cuenta factores como el peso, tabaquismo, niveles de actividad física, consumo de calorías y de alcohol. Los hombres que consumieron más cacao tenían también menos probabilidades de mortalidad de todo tipo.

Según los autores, el menor riesgo de mortalidad cardiovascular asociada con el consumo de cacao podría no ser atribuible a la baja presión arterial observada con este alimento. Los descubrimientos sugieren que este menor riesgo está mediado por mecanismos diferentes a los que disminuyen la presión sanguínea.

Los investigadores explican que al ser el cacao un recurso rico en antioxidantes podría estar asociado con otras enfermedades asociadas al estrés oxidativo como por ejemplo las enfermedades pulmonares que incluyen la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y ciertos tipos de cáncer.