12 de julio de 2020
24 de marzo de 2006

El CSIC concede su medalla de oro al Nobel sueco Torsten N. Wiesel

El CSIC concede su medalla de oro al Nobel sueco Torsten N. Wiesel

MADRID, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El neurólogo sueco Torsten N. Wiesel, premio Nobel de Medicina y Fisiología 1981, recibió ayer la medalla de oro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la máxima distinción que concede el organismo, en reconocimiento "a su contribución a la excelencia científica". La ceremonia estuvo presidida por el presidente del CSIC, Carlos Martínez Alonso (en la imagen), y contó con la participación del secretario general de Política Científica y Tecnológica, Salvador Barberá, y la directora general de Investigación, Violeta Demonte, entre otras personalidades.

Wiesel, de 82 años, agradeció el premio con una conferencia titulada 'Base neuronal de la percepción', en la que disertó sobre uno de los puntos centrales de su trabajo, la manera en que las neuronas responden y procesan los estímulos procedentes del sistema visual.

Martínez Alonso explicó, momentos antes de hacer entrega de la medalla, que el CSIC había acordado conceder este año su máxima distinción a Wiesel "debido a su contribución a la excelencia científica" y "por sus aportaciones y conocimientos sobre la corteza cerebral". "Wiesel pertenece a esa raza de científicos cuyo trabajo ha aumentado nuestro patrimonio de conocimientos", añadió el presidente del Consejo.

El acto, que se incluye dentro del programa de actividades que el CSIC ha preparado para conmemorar el primer centenario de la concesión del Premio Nobel a Santiago Ramón y Cajal, sirvió para que Wiesel recordara la importancia de las contribuciones del científico español a la neurología. De Ramón y Cajal alabó Wiesel "su actitud de explorador". "Que es la que cualquier científico debería tener", apostilló.

El neurólogo sueco mostró a los asistentes, mediante imágenes y un vídeo, la manera en que las células de la corteza visual del cerebro son sensibles a estímulos como la orientación de las formas y los contornos. Descubrimientos como éste, relativos al córtex visual, le valieron el Nobel en 1981, junto a su compañero estadounidense David Hubel. La corteza visual es percibida a partir de sus descubrimientos como una estructura con células que procesan puntos específicos sobre la naturaleza de las imágenes, creando una especie de mapa topográfico del mundo visual.