6 de julio de 2020
24 de febrero de 2006

El CSIC desarrolla un sistema pionero en el mundo que mejora hasta dos veces la resolución de una fotografía

El CSIC desarrolla un sistema pionero en el mundo que mejora hasta dos veces la resolución de una fotografía

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de física del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha desarrollado un sistema que mejora y aumenta hasta dos veces la calidad de una imagen fija, mediante la aplicación de un algoritmo matemático. La nueva técnica, pionera en el mundo, según sus creadores, realiza de forma simultánea el aumento de la resolución y la corrección del desenfoque, una doble opción que no ofrece en la actualidad ningún producto comercial.

Entre las aplicaciones inmediatas que podría tener este nuevo sistema, presentado hoy en el campus central del CSIC, en Madrid, destacan los sistemas de seguridad basados en cámaras de vigilancia, la identificación de matrículas en el control de infracciones de tráfico (instantáneas que se toman a gran velocidad y con baja luminosidad), el análisis de imágenes médicas, la fotografía forense, las imágenes aéreas, la restauración de obras de arte, o las imágenes para microscopía y astronomía.

El investigador del CSIC Gabriel Cristóbal, que trabaja en el Instituto de Óptica (CSIC), director del proyecto --en el que ha colaborado Filip Sroubek, de la Academia de Ciencias de la República Checa--, explicó que con el desarrollo del nuevo sistema "se podrían obtener imágenes de alta calidad con cámaras fotográficas o de vídeo sin que fuera necesario que dispusiesen de sensores de alta definición".

DE APLICACION EN MOVILES Y CAMARAS DE FOTOS Y VIDEO

La superresolución permite superar los límites impuestos por los sensores de imagen, aprovechando la información contenida en las imágenes de baja resolución", precisó el investigador del CSIC, quien asegura que el sistema podría aplicarse a cámaras fotográficas digitales, cámaras de video, teléfonos móviles y programas de edición de video.

El sistema obtiene una imagen de mejor calidad que la original a partir de una imagen borrosa, desenfocada o pixelada. Para lograrlo, realiza de forma simultánea la restauración de la imagen, píxel a píxel, por medio de un nuevo algoritmo matemático, obteniendo al mismo tiempo superresolución de la misma. Es decir, al mismo tiempo que aumenta la resolución, corrige el desenfoque.

Una condición necesaria para que dichos métodos sean estables es que se disponga de al menos dos imágenes de la escena en cuestión.

Las diferencias entre las imágenes del conjunto son necesarias para contar con información añadida, que de otra manera sería imperceptible, como pueden ser pequeños desplazamientos o ligeras modificaciones de los parámetros de captura (longitud focal, tamaño de apertura).