8 de julio de 2020
26 de septiembre de 2006

La depresión afecta a la capacidad de procesar información y a la reacción a estímulos visuales, según un estudio

La depresión afecta a la capacidad de procesar información y a la reacción a estímulos visuales, según un estudio

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cuanto más tarda en responder un paciente depresivo a un estímulo visual mayor es la severidad de la depresión, según una investigación del Instituto Rafael Coullaut de Psiquiatría, que ha conseguido demostrar que los pacientes depresivos sufren un enlentecimiento de las facultades para procesar la información que reciben sus cerebros.

El estudio, en el que ha participado el departamento de Psicología y Psiquiatría médica de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, se ha centrado por primera vez en las áreas posteriores del cerebro (lóbulo occipital), frente a las investigaciones sobre la depresión realizadas hasta el momento, referidas al lóbulo prefrontal y frontal, destacó el Instituto Rafael Coullat de Psiquiatría en un comunicado.

La investigación analizó a 40 sujetos con edades comprendidas entre los 30 y los 60 años, de los cuales, 19 eran pacientes depresivos del Instituto Rafael Coullaut y, el resto, sujetos control que no sufrían dicha patología mental.

A cada uno de estos pacientes se le realizaron diferentes mediciones de la actividad eléctrica cerebral generada ante diferentes tipos de estimulación sensorial o psicológica. Para determinar el registro electrofisiológico se utilizó como técnica los potenciales evocados, es decir el registro de los cambios en la actividad eléctrica del sistema nervioso que ocurren en respuesta a un estímulo concreto, como un sonido, una voz, un golpe o un movimiento corporal.

Estos fenómenos bioeléctricos se registraron a través de electrodos situados en la piel o el cuero cabelludo para poder registrar estas ondas. Las investigaciones del doctor Coullaut-Valera se centraron principalmente en el potencial evocado de la onda P300 que representa el proceso cognitivo simple o complejo necesario para cualquier toma de decisiones y que, de alguna forma, puede ser activado mediante estímulos simples o tareas muy complejas, explicó.

Según el especialista, el estudio revela que el tiempo de reacción del paciente en la tarea de la discriminación visual es el que correlaciona de forma más significativa la gravedad de la depresión. Esto se explica porque existe una correlación negativa entre la amplitud de la onda eléctrica P300 y la severidad de la depresión, "de tal forma que a mayor amplitud P300 menor severidad y viceversa", señaló.

Por el contrario, existe un retraso en la latencia de la onda P300, de forma global, tanto en la tarea de discriminación visual como de la tarea de memoria en los pacientes depresivos. Para el médico autor del estudio ambas conclusiones ponen de manifiesto que los pacientes depresivos sufren un enlentecimiento de sus facultades a la hora de procesar la información, algo que hasta el momento no se había conseguido demostrar científicamente. "Con esta investigación hemos conseguido probar que cuanto más tarda en responder un paciente depresivo a un estímulo visual, mayor es la severidad en cuanto a la sintomatología de la depresión", dijo.

El especialista destacó la utilidad de este descubrimiento para la psiquiatría, al aportar una nueva medida con la que poder determinar con mayor exactitud la severidad de dicha patología, que representa la cuarta causa de baja laboral en España. Las previsiones apuntan a que pase a ser la segunda en pocos años.

El estudio 'Alteraciones neuropsicofisiológicas en el lóbulo occipital en pacientes depresivos', coordinado por el catedrático Tomás Ortiz Alonso, ha sido la base del trabajo presentado por el doctor Coullaut-Valera como tesis doctoral en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense. El trabajo recibió la calificación sobresaliente Cum Laude por unanimidad y el reconocimiento del tribunal, presidido por los catedráticos de Psiquiatría Juan José López Ibor y Ginés Llorca.