7 de julio de 2020
3 de marzo de 2006

Descubren una asociación entre la aterosclerosis y un sistema de comunicación neuronal del cerebro

Descubren una asociación entre la aterosclerosis y un sistema de comunicación neuronal del cerebro

MADRID, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh han descubierto que el bajo nivel de actividad de un sistema de comunicación interneuronal, el constituido por la serotonina, está asociado con un endurecimiento precoz de las arterias. El descubrimiento se ha hecho público durante la reunión anual de la Sociedad Americana de Psicosomática que se celebra estos días en Denver (Estados Unidos).

Los expertos explican que la serotonina es un tipo de neurotransmisor, un componente químico que envía señales entre las neuronas del cerebro. Se cree que juega un papel importante en la regulación del humor, el apetito y la presión sanguínea.

Estos descubrimientos, los primeros en establecer un vínculo entre los mensajes de serotonina en el cerebro y la aterosclerosis, podrían conducir a nuevos tipos de tratamiento para prevenir la enfermedad cardiaca y el ictus. Según Matthew F. Muldoon, autor principal del estudio, "muchos de los factores de riesgo conocidos como hipertensión, colesterol, obesidad, diabetes, tabaquismo y carencia de ejercicio, pueden en alguna medida ser controlados al elegir un estilo de vida determinado".

Muldoon explica que, hasta ahora, nadie había estudiado la posibilidad de que anormalidades en el cerebro pudieran explicar por qué algunas personas eligen estilos de vida menos beneficiosos y tienen múltiples factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.

El estudio incluyó a 244 adultos de entre 30 y 55 años en los que los investigadores midieron la actividad serotonérgica utilizando un método farmacológico y el grosor de la arteria carótida utilizando una ultrasonografía. En ese momento, los participantes no padecían ninguna enfermedad vascular evidente, sin embargo, aquellos con niveles bajos de función serotonérgica fueron más propensos a tener un engrosamiento de la arteria carótida que aquellos con niveles más elevados.

Estudios anteriores de este mismo grupo de investigadores han descubierto que las personas que realizan poco ejercicio, tienen sobrepeso, hipertensión, azúcar en sangre y colesterol, tienen niveles bajos de funcionamiento serotonérgico. Varios estudios han establecido un vínculo entre la serotonina y el humor, sin embargo, hasta ahora la relación entre el sistema de la serotonina y la aterosclerosis no se había estudiado.