8 de julio de 2020
21 de febrero de 2006

Descubren que un gen que determina el sexo se produce en un área del cerebro afectada por el Parkinson

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de California en Los Ángeles (Estados Unidos) han descubierto que un gen sexual responsable de producir embriones varones y formar los testículos se produce también en la sustancia negra, una región del cerebro que se ve afectada por la enfermedad de Parkinson. La investigación, que se publica en 'Current Biology', podría explicar por qué más hombres que mujeres desarrollan este trastorno.

Eric Vilain, autor principal del estudio, afirma que los hombres son 1,5 veces más propensos que las mujeres a padecer enfermedad de Parkinson. Vilain señala que lo descubierto podría ofrecer nuevos indicios de cómo el trastorno afecta a hombres y mujeres de forma diferente y arrojar luz sobre por qué los hombres son más susceptibles a esta enfermedad.

Los expertos explican que en 1990 investigadores británicos identificaron al SRY como el gen que determina el género y produce embriones varones. Localizado en el cromosoma sexual masculino, el SRY produce una proteína que es secretada por las células en los testículos. Ahora, los investigadores han descubierto que esta proteína se encuentra en la llamada sustancia negra, que se ve deteriorada en la enfermedad de Parkinson.

Los científicos utilizaron un modelo de rata de la enfermedad para estudiar el efecto de SRY sobre el cerebro. Cuando los investigadores disminuyeron el nivel de SRY en la sustancia negra vieron un correspondiente descenso en una enzima llamada tirosina hidroxilasa (TH), que juega un papel clave en la producción cerebral de la dopamina. Pero, según los científicos, la reducción de TH se produjo sólo en las ratas macho, las ratas hembra no mostraron efecto alguno.

Según Vilain, cuando se redujeron los niveles de SRY en los cerebros de las ratas, los animales varones comenzaron a experimentar los problemas de movimiento causados por la dopamina insuficiente.

Los bajos niveles de SRY provocaron síntomas de Parkinson en las ratas macho, dejando su agilidad física a la mitad en una semana.

Vilain indica que las variaciones en los niveles de SRY podrían estar vinculadas al inicio del Parkinson y que podrían ofrecer más información sobre quién se encuentra bajo riesgo de padecer la enfermedad. Según Vilain, el SRY serviría como un agente protector frente al Parkinson. El investigador señala que los hombres que contrajeran la enfermedad podrían tener niveles reducidos del gen en el cerebro.

Los científicos creen que los estrógenos jugarían el mismo papel que SRY en la protección del cerebro femenino frente a la enfermedad de Parkinson y en la actualidad se encuentran estudiando esta posibilidad en modelos animales.