5 de julio de 2020
16 de enero de 2006

Descubren un mecanismo molecular que abre la vía al desarrollo de fármacos contra el cáncer cerebral

MADRID, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Texas han descubierto un mecanismo molecular en el cáncer cerebral más común, el glioblastoma multiforme, que abre una vía al desarrollo de fármacos dirigidos a los genes de una molécula que juega un papel principal en el desarrollo de los tumores cerebrales, el receptor del factor de crecimiento epidérmico. Las conclusiones se publica en la revista 'Cell Research'.

Los expertos explican que la supervivencia media de pacientes con glioblastoma multiforme, un cáncer del tejido conectivo del cerebro, es en la actualidad de un año tras el diagnóstico y con los mejores tratamientos disponibles. El glioblastoma, que supone el 60 por ciento de los tumores cerebrales en adultos mayores de 50 años, puede extenderse por el cerebro y tomar un gran tamaño antes de que provoque síntomas en el paciente.

Los investigadores saben desde hace años que las células tumorales proliferan sin control por un mecanismo caracterizado por un elevado número anormal de copias del gen del factor de crecimiento epidérmico (EGFR). Ésta es una característica destacada del glioblastoma, presente en entre el 40 y 50 por ciento de los tumores y que da lugar a una multiplicación descontrolada tanto del EGFR y de una forma mutante llamada EGFRvIII.

Cuando estudiaban tejido y células tumorales del cerebro humano de líneas celulares cultivadas en el laboratorio, los científicos descubrieron que EGFRvIII genera un patrón único de comunicación celular, diferente del de EGFR normal, que causa que las células del cáncer cerebral del glioblastoma crezcan y se multipliquen de forma desenfrenada.

Según Amyn Habib, autor principal del estudio cuanto mejor se conozcan estos mecanismos moleculares del EGFR normal y mutante mejor se podrán manipular y controlar. Según el científico, estos descubrimientos sugieren que es necesario dirigirse tanto al EGFR normal como al mutante según el mecanismo desvelado durante la investigación.

El tratamiento actual del glioblastoma multiforme consiste en la extirpación quirúrgica del tumor seguida de radiación y quimioterapia. Habib afirma que espera que los resultados del estudio conduzcan a fármacos que destruyan las células del cáncer cerebral y no dañe las células sanas.