5 de julio de 2020
28 de diciembre de 2006

Descubren un mecanismo molecular implicado en el envejecimiento de los vasos sanguíneos

Descubren un mecanismo molecular implicado en el envejecimiento de los vasos sanguíneos

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Escuela de Medicina de Nueva York en Valhalla (Estados Unidos) han descubierto cómo reducir de forma significativa el envejecimiento vascular al inactivar la proteína TNFa, una molécula vinculada al mal funcionamiento de los vasos sanguíneos y de la muerte celular. Las conclusiones de su investigación se publican en la revista 'The American Journal of Pathology'.

Las enfermedades vasculares asociadas a la edad, que incluyen la hipertensión, el ataque cardiaco y el ictus, se producen de forma natural, incluso en individuos sanos. La edad avanzada está también asociada con mayores niveles de TNFa, una proteína que puede atacar y destruir células tumorales pero que también puede agravar las enfermedades inflamatorias crónicas. Hasta la fecha no existen estudios que hayan investigado los posibles efectos beneficiosos de la inhibición de TNFa en el envejecimiento vascular, lo que convierte esta investigación en la primera de su clase.

Los científicos trataron ratas de edad avanzada con etanercept para evaluar la hipótesis de que los tratamientos anti-TNFa ejercen efectos protectores sobre el envejecimiento de los vasos sanguíneos. Estudios recientes han mostrado que las terapias anti-TNFa, incluyendo etanercept, podrían mejorar la enfermedad vascular asociada a la inflamación, incluyendo el fallo cardiaco.

Los investigadores descubrieron que al aumentar la edad se elevan los niveles de TNFa asociados con deteriores en la distensión de los vasos sanguíneos, una característica requerida para una regulación adecuada de la presión sanguínea. Los científicos también descubrieron que el bloqueo de TNFa a través del tratamiento con etanercept disminuyó la muerte celular en los vasos sanguíneos envejecidos, lo que demuestra que mayores niveles de la proteína podrían contribuir a la enfermedad cardiovascular asociada a la edad.

Los autores del estudio muestran además que TNFa no sólo se libera en la sangre sino que también se encuentra en las paredes de los vasos sanguíneos, donde puede tener efectos locales. Por último, la administración de TNFa en arterias jóvenes reprodujo las características del envejecimiento vascular, como el deterioro del funcionamiento de los vasos sanguíneos y la muerte celular, confirmando el papel de la proteína en el envejecimiento del sistema cardiovascular.