6 de julio de 2020
12 de noviembre de 2006

Descubren que una molécula implicada en el desarrollo del Alzheimer es esencial para la comunicación nerviosa

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

Una molécula implicada en el desarrollo del Alzheimer es también esencial para la comunicación nerviosa, según un estudio de la Clínica Cleveland, ubicada en la ciudad norteamericana del mismo nombre, que se publica en la edición digital de la revista 'Nature Neuroscience'.

En concreto, los investigadores han descubierto que la enzima BACE1, que produce una proteína tóxica implicada en la enfermedad de Alzheimer, es también importante para la mielinización o aislamiento de los axones de las células nerviosas, una característica que aporta velocidad a la comunicación entre las neuronas. Estos resultados sugieren un tratamiento para el Alzheimer que se dirija a esta enzima podría producir efectos secundarios graves.

La mayoría de los axones de las células nerviosas se encuentran protegidos por una capa de mielina, que actúa como un aislante de las corrientes eléctricas para permitir a los impulsos nerviosos viajar más con mayor velocidad a sus destinos.

Los científicos estudiaron ratones en los que se había eliminado el gen de BACE1 para determinar los efectos de la ausencia de esta enzima. El espesor de la cobertura de mielina en estos ratones se redujo en los axones del cerebro y la médula espinal. Estos efectos se hicieron visibles a los 15 días del nacimiento y duraron hasta la edad adulta.

Los autores del estudio muestran que bajo condiciones normales BACE1 ejerce su efecto a través de la activación de la neuregulina, un componente que participa en la iniciación de la mielinización.

Las pruebas de comportamiento también revelaron que estos ratones mostraban menores umbrales del dolor y una menor fuerza para agarrar los objetos, signos típicos de la desmielinización.

Aunque la inhibición de BACE1 podría ser un posible candidato para reducir la conversión de la proteína precursora amiloide en los depósitos de placas vistos en la enfermedad de Alzheimer, estos resultados sugieren que como técnica terapéutica, debería existir precaución a la hora de seguir esta vía de combatir la enfermedad degenerativa.