12 de julio de 2020
26 de enero de 2006

Descubren el primer planeta de pequeño tamaño que no orbita muy cerca de su estrella principal

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un equipo internacional de científicos dirigido por el Instituto de Astrofísica de París (Francia) y el Observatorio de Génova (Suecia) que se publica en la revista 'Nature' ha descubierto por primera vez un planeta de pequeño tamaño que no orbita muy cerca de su estrella principal como los localizados hasta el momento.

Los científicos han descubierto un planeta cinco veces y medio más grande que la Tierra que orbita alrededor de una estrella y que se encuentra a una distancia de 28.000 años luz. Es el primer planeta relativamente pequeño que no se encuentra muy cerca de su estrella principal. El nuevo planeta, llamado 'OGLE-2005-BLG-390Lb', gira en torno a su sol a más de dos veces y media la distancia entre la Tierra y el Sol, estimada ésta última en una unidad astronómica.

Según los científicos, la mayoría de planetas extrasolares son detectados por la vibración que inducen en las órbitas de sus estrellas principales. Pero algunos planetas deben ser por norma general grandes o estar cerca de su sol para producir una vibración lo suficientemente fuerte como para ser identificada.

Los autores del estudio han utilizado una aproximación diferente ya que han formado un equipo de colaboración internacional que utiliza varios telescopios localizados por todo el mundo para observar los planetas extrasolares.

Los expertos explican que en la técnica del 'microlensing', la luz de una estrella alejada se adapta y enfoca utilizando el campo gravitacional de otra estrella más cercana. Si un planeta orbita la estrella observada, éste puede conducir a una magnificación adicional de la estrella de fondo cuando pasa a primer plano, permitiendo calcular la masa y órbita del planeta del que queremos obtener los datos y que se haya en segundo plano.

El planeta, que tiene 5,5 veces la masa de la Tierra, se detectó en junio del año 2005 y es mucho más pequeño que Neptuno. Hasta ahora no se había encontrado un planeta extrasolar más pequeño que Neptuno a una distancia de su estrella principal superior a las 0,15 unidades astronómicas.

Los modelos sugieren que los planetas de tan poco tamaño tendrán por norma general órbitas de entre una y diez unidades astronómicas.

Así que esta primera identificación de un sistema por encima de las 0,15 unidades astronómicas supone un apoyo para los científicos que intentan comprender cómo se forman los planetas.