7 de julio de 2020
21 de febrero de 2006

Descubren que la reproducción sexual amplía la vida de un mamífero en permanente periodo de celo

Descubren que la reproducción sexual amplía la vida de un mamífero en permanente periodo de celo

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania) han descubierto que un mamífero vertebrado, un tipo de rata-topo africana, que desarrolla una función reproductiva en su comunidad tiene una vida hasta dos veces más larga que aquellos que realizan otras tareas dentro del grupo. Las conclusiones del estudio se publican en la revista 'Current Biology'.

Investigaciones anteriores sobre el envejecimiento y los antecedentes vitales de diversas especies han mostrado que la reproducción sexual supone un coste biológico para los individuos y tiende a disminuir la esperanza de vida en vez de a incrementarla. El estudio actual muestra que en las especies vertebradas también se puede producir la situación opuesta.

Los autores, estudiaban las ratas topo de Zambia ('Cryptomys anselli'), cuando realizaron el descubrimiento a través del análisis de los datos reproductivos reunidos durante más de 20 años. Los expertos explican que estos roedores subterráneos, casi ciegos, del tamaño de un hámster se encuentran entre las pocas especies de mamíferos que han adoptado un estilo de vida eusocial.

En este sistema social supone que los individuos viven en grupos familiares en los que existe una sola pareja reproductiva y la descendencia continúa con sus padres la mayor parte de su vida ayudándoles en el mantenimiento de la madriguera, la búsqueda de comida y en la crianza de los más jóvenes. Mientras que la pareja reproductiva es activa a lo largo de todo el año, el resto de la familia se muestra inactivo a este nivel.

Al comparar la supervivencia a largo plazo de los individuos reproductivos y los que no lo eran, los científicos descubrieron que los primeros tenían una vida extremadamente larga, de hasta 20 años, y de media dos veces más larga que la de sus familiares no reproductivos. Los investigadores también fueron capaces de mostrar que este patrón no estaba causado por diferencias en la calidad biológica intrínseca, el rango social o la carga de trabajo entre animales reproductivos y no reproductivos.

Según los científicos, estos descubrimientos proporcionan información inesperada para comprender la evolución de los antecedentes familiares y arrojan luz sobre la vieja cuestión de la conexión entre la actividad sexual y el envejecimiento. Por ello, los autores señalan que el 'Cryptomys anselli' podría convertirse en un valioso modelo animal para el estudio de los mecanismos que subyacen al envejecimiento.

Según los investigadores, esta especie ofrece la oportunidad de estudiar las tasas de envejecimiento diferenciales entre los individuos que poseen los mismos genes y experimentan las mismas condiciones ambientales, diferenciándose sólo aparentemente en los lazos de pareja y la participación en la actividad sexual.