7 de julio de 2020
18 de julio de 2006

La detección del cáncer de mama en su fase temprana eleva la curación al 90%, según la FECMA

La detección del cáncer de mama en su fase temprana eleva la curación al 90%, según la FECMA

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA), María Antonia Gimón, recordó hoy que la mamografía eleva las posibilidades de superar el cáncer de mama, pues con la detección en una fase temprana el porcentaje de curación asciende casi al 90%. La mamografía permite detectar cualquier anomalía de la mama para poder actuar sobre ella con el tratamiento más adecuado. "No se trata tanto de hablar de curación como de evitar peores consecuencias y tratamientos más agresivos", explicó. Por tanto, hoy por hoy, la mamografía es el mejor método para prevenir el desarrollo de tumores avanzados.

Sin embargo, Gimón advirtió que, pese a los beneficios resultantes de las mamografías periódicas, todavía es alto el número de mujeres que no están sensibilizadas con la detección precoz. La presidenta de la FECMA puntualizó que el acceso a este programa "debe ser igual para una mujer que vive en el entorno rural o en una ciudad; lo mismo para una mujer más joven que para una más mayor".

Las campañas de detección precoz en España se basan en la gratuidad y en tratamientos adecuados y avanzados. Gimón señaló que "aunque la inversión en investigación resulta insuficiente, las mujeres pueden sentirse seguras en manos de nuestros profesionales sanitarios, porque son especialistas con una excelente formación y con la suficiente sensibilidad para atender y entender esta enfermedad, así como las consecuencias sociales y laborales derivadas de la misma", agregó.

Aunque las autoridades sanitarias orientan los programas de detección precoz a las mujeres comprendidas entre los 50 y 69 años, la presidenta de la FECMA apuntó que lo ideal sería que se ampliase "progresivamente" a partir de los 45 años. También recomendó para aquellas mujeres con antecedentes familiares hacerse una primera mamografía a los 30 años. Estas campañas de detección precoz, dirigidas desde el Sistema Público de Salud, cuentan con el apoyo de profesionales de la sanidad, iniciativa privada y asociaciones de mujeres con cáncer de mama. "No hay que olvidar que las mujeres con cáncer de mama conocemos la enfermedad y sus secuelas por convivir con ella", recordó Gimón.

El cáncer de mama es el tumor más frecuente en mujeres y principal causa de mortalidad. En España cada año se diagnostican 15.000 nuevos casos, y se estima que entre el 8 y el 9% de las mujeres desarrollará a lo largo de su vida esta enfermedad.