5 de julio de 2020
5 de octubre de 2006

El diagnóstico temprano del trastorno bipolar alarga la esperanza de vida de estos enfermos

El diagnóstico temprano del trastorno bipolar alarga la esperanza de vida de estos enfermos

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

La I Campaña de concienciación social sobre Trastorno Bipolar, presentada hoy, pretende informar a la sociedad sobre la importancia de la detección precoz de esta enfermedad, ya que los expertos consideran que su diagnóstico temprano alarga la esperanza de vida de estos enfermos. De esto, según los estudios, el paciente bipolar diagnosticado en la veintena pierde hasta 9 años de vida, 12 años de salud y 14 años de actividad laboral.

En la rueda de prensa de presentación de la campaña, patrocinada por la Fundación AstraZéneca, el doctor Jesús Valle, Jefe de Internamiento del Hospital de la Princesa de Madrid, señaló que "en España el porcentaje de personas afectadas por el trastorno bipolar alcanza a casi el 5% de la población, a pesar de ello sigue siendo difícil el diagnóstico y en muchos casos se puede tardar hasta una media de 10 años en reconocer la enfermedad, por lo que campañas de concienciación como ésta son vitales".

La presidenta de la Asociación Bipolar de Madrid, Pilar García, explicó que "con esta campaña se pretende dar a conocer la enfermedad del trastorno bipolar entre la sociedad, el apoyo social junto con el de la familia y amigos es clave para que la propia persona afectada acepte su diagnóstico".

Según los expertos, la mayor parte de las personas que padecen trastorno bipolar no lo sabe porque los síntomas de alarma suelen ser difíciles de detectar, y a veces se esconden tras la depresión. Según Carlos Julio Moya, coordinador de programas de la organización Teléfono de la Esperanza, "durante el año 2005 se recibieron más de 2.000 llamadas con contenido depresivo y posibilidades de suicidio, a fecha de hoy en 2006 ya son 1.400 las llamadas. De ellas el mayor número procede de la Comunidad de Madrid y dos de cada tres llamadas son de mujeres".

Uno de los primeros actos de esta campaña dirigida a toda la población consistirá en la exposición fotográfica que ha realizado para este evento la artista plástica Isabel León, basada en su exposición "Dos puntos de vista". La exposición podrá visitarse en el centro comercial La Vaguada de Madrid del 5 al 11 de octubre. Además durante estos días se repartirá información sobre el trastorno bipolar, y estarán a disposición de quienes lo deseen, expertos en la enfermedad que informarán al público sobre las características, los síntomas y los tratamientos del trastorno bipolar.

Esta campaña de concienciación cuenta con la colaboración de la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES), la Fundación Mundo Bipolar, la Asociación Bipolar de Madrid, el Teléfono de la Esperanza, la Fundación AstraZéneca y el Centro Comercial La Vaguada.

Este centro comercial ha sido el lugar elegido para iniciar los actos de la "I Campaña de Concienciación Social sobre el Trastorno Bipolar" debido al compromiso demostrado con la sociedad en la defensa de los valores solidarios y los hábitos saludables, poniéndose al servicio de la misma y convirtiéndose en un centro de referencia a nivel nacional e internacional, que cuenta con 25 millones de visitas al año.

ENFERMEDAD INCAPACITANTE

El trastorno bipolar afecta en la actualidad a un 2% de la población mundial y ocupa el sexto lugar en la lista de enfermedades incapacitantes en todo el mundo entre personas de 15 a 44 años de edad. Esta patología es, además, una de las enfermedades mentales más costosas para pacientes, cuidadores y servicios sanitarios.

La edad más probable para el comienzo de la enfermedad está entre los 15 y los 19 años, si bien también es posible encontrar casos durante la niñez temprana o tan tarde como a los 40 ó 50 años.

Según los expertos, se considera que una persona padece desórdenes bipolares si a lo largo de su vida ha sufrido depresiones profundas y al menos una vez ha pasado por un episodio de "manía" (por "manía" se entiende una conducta fuera de lo común de una persona que actúa de forma eufórica constantemente), así como un aumento de la irritabilidad y la ausencia de sueño.

No obstante, en este trastorno tanto los episodios como el propio curso de la enfermedad son farmacológicamente modificables, pudiéndose lograr en muchos casos un control completo de la enfermedad.