4 de julio de 2020
27 de septiembre de 2006

El diagnóstico y tratamiento precoz de la artritis evita daños articulares en los pacientes

El diagnóstico y tratamiento precoz de la artritis evita daños articulares en los pacientes

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El daño articular irreversible que provoca la artritis se produce en las primeras etapas de la enfermedad, por lo que cuanto antes se diagnostique a un paciente y antes se inicie el tratamiento "la evolución será mucho más favorable, evitando ingresos hospitalarios innecesarios, tratamientos quirúrgicos para las complicaciones articulares, tratamientos propios para la afectación de otros órganos y sistemas extraarticulares", señaló el doctor Juan Carlos Hermosa, médico de familia del equipo de atención primaria del sector III de Getafe.

Hermosa, que realizó estas declaraciones con motivo de la II Jornada Nacional de Artritis que se organizará en 14 ciudades este sábado, explicó que la detección precoz también reduciría el gasto sanitario, ya que "lo realmente gravoso para el sistema sanitario son los gastos derivados de las complicaciones de las enfermedades", informó la Coordinadora Nacional de Artritis, CONARTRITIS, mediante un comunicado.

Asimismo, el doctor Manuel Romero, adjunto al Servicio de Reumatología del Complejo Hospitalario de Jaén, afirmó que, actualmente, "se conoce que el daño articular irreversible se produce en las primeras etapas de la enfermedad". Para ello, "debe haber una buena información acerca de la enfermedad a nivel de atención primaria con objeto de derivar al especialista lo antes posible y evitar una discapacidad en el futuro", subrayó.

Romero añadió, además, que "existe una ventana óptima para introducir el tratamiento, desde el comienzo de los primeros síntomas hasta que se desarrolla el daño articular; este período se estima en torno a los tres meses".

No obstante, uno de los principales problemas que presenta esta enfermedad es la dificultad en el diagnóstico por lo inespecífico de los síntomas iniciales, la confusión de los síntomas (dolor e inflamación) con otros cuadros clínicos, el curso insidioso de la enfermedad, la ausencia de pruebas diagnósticas específicas, etcétera.

Así, algunos estudios cifran entre 6 y 18 meses el tiempo medio de espera, dependiendo de la zona, hasta llegar al diagnóstico. "En España las consultas de reumatología son insuficientes", señaló Romero. "Se trata de una enfermedad frecuente y agresiva y, por desgracia, en muchos hospitales todavía no existen consultas específicas para artritis", lamentó.

LA ARTRITIS EN MUJERES

Por otra parte, en contra del tópico, la artritis no es una enfermedad de personas mayores, sino de adultos. "Depende del tipo de artritis, pero, en general, suelen ser más frecuentes los casos en la edad media de la vida", explicó Hermosa.

"Podemos hablar de pacientes entre 25 y 40 años, de ambos sexos, aunque también es frecuente encontrarnos pacientes mayores de 60 años, sobre todo, mujeres", aseguró. "Hay tres mujeres afectadas por varón que presenta la enfermedad", concluyó.