7 de julio de 2020
24 de enero de 2006

Diez factores de riesgo identifican a los pacientes de embolia pulmonar que no necesitan hospitalización

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El análisis de diez factores de riesgo que incluyen la edad, la presión arterial y el historial médico, ayudaría a identificar a los pacientes con embolia pulmonar que están bajo un menor riesgo de mortalidad a corto plazo y que podrían no necesitar estar hospitalizados, según un estudio de la Universidad de Lausanne (Suecia) que se publica en 'Archives of Internal Medicine'.

Los expertos explican que la embolia pulmonar se produce sobre todo cuando un coágulo de sangre que se desarrolla en las venas de las piernas o de la pelvis se desprende y da lugar al bloqueo de una arteria pulmonar. Los científicos desarrollaron un modelo de predicción para identificar a aquellas personas que podían seguir el tratamiento desde sus casas a través de la evaluación de 15.531 pacientes que fueron dados de alta de embolia pulmonar en 186 hospitales.

Tras concentrarse en 10.354 de estos pacientes, los investigadores identificaron 10 factores de riesgo que indicaban una mayor posibilidad de muerte a corto plazo (en un plazo de 30 días), incluyendo una edad de 70 años o más; antecedentes de cáncer, fallo cardiaco, enfermedad pulmonar y enfermedad renal crónicas; enfermedad cardiovascular; estado mental alterado; tasa alta de pulsaciones; presión sistólica baja; y saturación de oxígeno reducida en la sangre arterial. Los pacientes que no poseían ninguno de estos factores eran considerados de bajo riesgo y podían seguir un tratamiento fuera del hospital.

Los investigadores evaluaron entonces su modelo sobre los restantes 5.177 participantes del grupo de estudio original y utilizando datos de un estudio previo de 221 pacientes suecos con embolia pulmonar. Un número reducido de participantes de estos dos grupos, un 1,5 por ciento y ninguno respectivamente, que fueron identificados como de bajo riesgo según el modelo murió dentro de un periodo de 30 días, y menos del uno por ciento desarrolló complicaciones.