7 de julio de 2020
24 de febrero de 2006

Dos variantes genéticas de coagulación sanguínea podrían aumentar un 15% el riesgo de enfermedad coronaria

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos variantes genéticas que regulan la coagulación sanguínea podrían aumentar el riesgo de una persona de padecer enfermedad coronaria alrededor de un 15 por ciento, según un estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) que se publica en la revista 'The Lancet'.

Los científicos ya saben que las variantes de ciertos genes de la coagulación aumentan el riesgo de formación de coágulos sanguíneos en venas, como la trombosis de vena profunda de las piernas. Sin embargo, la participación de estas variantes genéticas en la enfermedad coronaria ha permanecido sin esclarecerse hasta ahora.

Los científicos combinaron datos de 191 estudios en el que participaban un total de 150.000 personas para investigar siete variantes de diferentes genes coagulantes y el riesgo de enfermedad cardiaca.

Descubrieron que una variante de un gen del factor proteínico V del plasma y una variante de un gen de la proteína protrombina estaban asociados de forma moderada con el riesgo de enfermedad cardiaca.

Ambas variantes genéticas aumentan la producción en el organismo de trombina, una enzima que promueve la formación de coágulos de sangre. Por contraste, ninguno de las otras cinco variantes genéticas de coagulación estuvo asociado con el riesgo de enfermedad cardiaca.

Según John Danesh, autor principal del estudio, estos descubrimientos podrían tener implicaciones en el diseño de nuevas terapias que se dirigieran a los mecanismos de coagulación sanguínea para ayudar a prevenir la enfermedad cardiaca. De forma más general, los resultados sugieren que se necesitan estudios más amplios y profundos que los habituales para identificar las causas genéticas de los ataques cardiacos.